University of Illinois Extension

¿Qué Hacer Cuando Lloran los Bebés?

baby crying

Todos los bebés lloran

Lloran porque están incómodos, hambrientos, tienen frío, están mojados, cansados, aburridos, tienen calor, o solamente se sienten mal.

Los doctores han encontrado que durante las primeras 7 semanas de vida, un bebé puede llorar 2 ½ horas al día. Los bebés lloran generalmente menos en la medida que crecen y encuentran otras maneras de calmarse, como chupar el pacificador, dedos o jugar con sus manos. Aunque llorar es normal, algunos bebés parecen llorar sin ninguna razón. No son fáciles de calmar y lloran por períodos de tiempo largo. Estos bebés generalmente se llaman bebés con cólicos.

¿Qué es un cólico?

Estas señales pueden significar que un bebé tiene cólico:

  • Llanto inexplicable y que no termina (y no es de hambre o dolor)
  • Llanto que empieza el primer mes (usualmente las primeras semanas)
  • Llanto irregular, una o varias veces al día
  • Llanto excesivo (de 20 minutos a 2 horas cada vez, o más de 4 horas en total cada día)
  • Nada calma al bebé

Un bebé con cólicos puede que haga una o más de estas cosas:

  • Llorar fuerte, con un llanto irritante
  • Mover las manos y pies al llorar
  • Encoger su espalda mientras llora
  • Jalar las rodillas hacia su estómago mientras llora

¿Qué Causa un Cólico?

No sabemos con seguridad, pero los bebés pueden llorar por...

  • Gases que pasan por el estómago y que pueden causarle dolor.
  • Calambres dolorosos que ocurren por cambios hormonales después de nacer.
  • El bebé está demasiado estimulado por el mundo exterior. Un bebé con cólico no puede “ignorar” señales y sonidos.
  • El bebé llora para liberar tensiones.
  • El bebé no puede detener actitudes no deseadas, como el llanto, porque todavía no sabe ser bebé.

Ideas para remediar y aliviar el dolor

No hay curación para el cólico, sino algunas cosas que usted puede hacer para calmar a un bebé que está llorando. Para ayudar al bebé a llorar menos, siga estos consejos:

  • Alimente al bebé con la cantidad necesaria, ni mucho ni muy poco. Los bebés que lloran después de comer pueden querer seguir mamando (lactando) en lugar de comer, o quieren llorar un poquito antes de quedarse dormidos. Hable con su doctor si no está segura de que su bebé esté comiendo suficiente.
  • Déle a su bebé cosas que pueda ver o escuchar las primeras horas del día. Para mantener al bebé calmado, evite juegos muy activos al final del día.
  • Cambie de posición al bebé. Si está cargando al bebé, póngalo en el suelo y deje que mueva sus piernas libremente. Si el bebé está acostado, cárguelo y háblele.
  • Cuando tome a su bebé hágalo con delicadeza. No lo sacuda o mueva con rudeza.

Use también estas ideas:

  • Cargue a su bebé en sus brazos. Mantenga los brazos del bebé pegados al cuerpo de él. Camine o siéntese en una silla mecedora, mientras platica con él en voz baja (susurro). ¡Recuerde ser delicado! Sacudirlo o moverlo con fuerza puede ocasionarle problemas o la muerte.
  • Siéntese o cargue a su bebé boca abajo, ponga sus manos debajo del estómago del bebé. Y muy despacio muévale sus piernas arriba y hacia abajo, y también encójaselas.
  • Acuéstese y póngase al bebé boca abajo sobre su estómago. Masajéele su espalda o solo acarícielo, despacio y con suavidad.
  • Déle a su bebé un baño tibio, y masajéele su estómago con sus manos, con jabón, o con una toalla suave.
  • Encienda el radio, aspiradora, secadora de pelo, secadora de ropa, o el chorro de agua. Algunos bebés se calman al escuchar ruidos definidos y estables.
  • Ofrézcale al bebé un pacificador, (otra vez recuerde, ser delicado, usted puede ocasionar una herida en la boca del bebé si es muy rudo.)
  • Lleve a su bebé a una caminata o en carro. Si usa carro, asegúrese de poner al bebé en una silla segura.
  • Ponga a su bebé en una silla mecedora (columpio); asegúrese que su cuello esté con soporte.
baby

Buscando Ayuda Médica

Si sabe que su recién nacido llora demasiado, busque a un doctor para asegurarse que no hay un problema médico. Padres con bebés que sufren de cólicos no deben sentir miedo de hablar abiertamente con su doctor. Es muy importante mencionar cualquier preocupación que tengan para poder tranquilizarse. En algunas situaciones el doctor recetará algún medicamento, pero no hay ninguna medicina todavía que cure completamente el cólico en los infantes. Si el doctor les receta algún medicamento, pregúntenle si hay posibles efectos colaterales para el bebé.

Métodos para Lidiar con Cólicos

Cuidar a un bebé con cólicos puede ser muy difícil. La frustración puede ocasionar demasiado estrés. Padres con bebés que sufren cólicos necesitan tener un plan para ayudarles a vencer el estrés del cólico. Mantenga estas ideas y consejos en mente: Técnicas para Manejar Preocupaciones para Padres:

  • Recuerde no tomar el llanto en forma personal. El llanto del bebé no es para criticar su forma de ser padres.
  • Respire profundamente. Trate de relajarse lo más que pueda. Un bebé que llora puede causar mucha frustración, entonces trate de no “perder la cabeza”
  • Tome turnos con su bebé (con su esposo, esposa, o alguien más)
  • Trate de tomar 15 minutos para calmar al bebé. Si todavía está llorando, acuéstelo y déjelo que llore. Después de los 15 minutos, trate de calmarlo otra vez.
  • Su primera preocupación es asegurarse de que su bebé esté seguro y sano. Es normal que los bebés lloren algunas veces.
  • Tome un descanso con su bebé. Pídale a un amigo de confianza, a un familiar, a una persona de confianza que cuida bebés para que cuide a su bebé, así usted puede tener un tiempo lejos de él.
  • Hable con sus padres, especialmente con personas que han tenido bebés con cólicos. Pueden ser familiares, amigos, o personas en grupos de apoyo.
  • No tenga miedo de aceptar o pedir ayuda a amigos o familiares que le ofrezcan ayuda, si puede contrate a alguien para que le ayude con las tareas de la casa.

Tener un bebé con cólicos puede ser un reto a su paciencia

Solo recuerde que el llanto puede ser menor en la medida que su bebé crece, y asegúrese de pedir la ayuda que necesite a otras personas durante estos meses difíciles.

Los libros pueden ser de beneficio. Aquí hay uno para ver si lo tiene su biblioteca o librería local. Aunque nuevos libros están disponibles, éste todavía le da información muy importante y muy buenos consejos:

  • The Fussy Baby (El bebé con molestias), por W. Sears (Signet, 1985)