una guía para el negocio del cuidado de niños

Alimentando Niños

 

 

 

Bebés (0-1 año)

Baberos y biberones, caras sucias, escupidas y comida por todo el piso son parte de alimentar a un bebé. Sin embargo, puede convertirse en un tiempo divertido con el niño.

Si usted nunca ha alimentado a un bebé, visite a los padres antes de cuidar a un niño y vea como lo hacen ellos. Ponga al bebé en un lugar seguro mientras reúne todas las cosas que necesita. Cuando alimente al niño, relájese. Un niño puede percibir si usted está nervioso. No le dé al niño ninguna comida que los padres no le han indicado que puede usar.

Asegúrese que los padres le muestren el lugar donde se encuentran las cosas y que le enseñen a usar los electrodomésticos de cocina antes de que ellos salgan de casa. Encuentre el babero, platos, vasos, cucharas y biberones favoritos del niño.

Biberones

La mayoría de bebés toman fórmula (leche formulada) como parte de su alimentación regular. Nunca substituya la leche regular o fórmula sin el permiso de los padres. En días calurosos, usted puede darle agua o jugo al niño, pero primero asegúrese que los padres están de acuerdo.

Pregúntele a los padres si ellos calientan el biberón. Si lo hacen, pregúnteles como lo hacen. Algunas personas utilizan un horno de microondas, otras calientan agua en una sartén (olla) y sumergen el biberón en el agua, y otras le dan el biberón al niño directamente del refrigerador (o frío.) También pregunte por la cantidad de leche que el niño debe tomar cada vez que le dan biberón.

Si calienta la leche, siempre revise la temperatura (de la leche) antes de alimentar al bebé. Si usó un horno de microondas, siempre agite el biberón para evitar partes muy calientes. Agite el biberón así la leche está a una temperatura nivelada y siempre ponga unas gotas en la parte interior de su muñeca. Si la temperatura es adecuada (no muy caliente o fría) la leche está lista para el bebé.

Encuentre una silla cómoda y sostenga al bebé con su cabeza apoyada en su brazo. La cabeza del bebé debe estar en una posición más alta que el resto de su cuerpo. Relájese y hable con el bebé mientras toma la leche. Incline el biberón para asegurarse de que la tetilla (mamón) está llena de leche. Esto previene que el bebé acumule aire en el estómago. Si el niño está teniendo problemas chupando del biberón, afloje la tapadera (rosca) del biberón ligeramente. Si por el contrario parece que está tomando muy rápido, apriete la tapadera.

Asegúrese que el bebé eructe (saque el aire) durante y después de tomar leche. Esto ayuda a que el niño saque el aire que ha acumulado en su estómago. Ponga un pañal de tela o una toalla en su hombro. Levante al niño de manera que su boca quede en su hombro (sobre el pañal) o siéntelo en sus piernas. Suave, dé unas palmaditas firmes en la espalda del bebé para eliminar el aire. El niño puede sacar (vomitar) un poco de leche. Esto es normal, no se preocupe.

Alimentando con comidas sólidas

Generalmente, cereal de arroz es la primera comida sólida que un niño come. Después que un niño aprende a comer cereal, empieza a comer frutas, jugo de frutas o una verdura (vegetal.) Los padres introducirán una nueva comida cada vez, para ver si el pequeño no es alérgico a esa comida.

Cuando un niño está listo para comidas que requieren masticar, puede comer frutas o verduras (en forma de puré), cereales secos, pan y galletas en pequeños pedazos.

Abrace al bebé como si estuviera sentado o póngalo en una silla (alta) de bebés. Use una cuchara pequeña y delgada que quepa en la boca del niño. Ponga una pequeña cantidad de comida en la cuchara. Ponga la comida un poco adentro de la boca del bebé. El bebé puede escupir la comida. Esto sucede porque no sabe masticar la comida. Dele otra cucharada de comida aún cuando haya escupido la primera. Si el bebé no quiere comer la comida, no lo obligue. Espere y trate de alimentarlo más tarde.

Los infantes mayores tomarán la cuchara. Esta es la edad en que aprenden a alimentarse por sí mismos. Si el niño se alimenta solo, ¡prepárese para un desorden!

Infantes (1- 2 años)

Antes de alimentar a un niño, pregúntele a los padres qué tan bien puede el niño masticar la comida y qué tipo de comidas come el niño usualmente. Los infantes disfrutan la comida que pueden tomar con sus dedos porque no tienen mucha habilidad para usar cubiertos de mesa (cucharas, tenedores, etc.) Cuando le dé cubiertos al niño, asegúrese que sean para su edad.

Todos los niños se ensucian cuando comen y generalmente botan las cosas. Aprender buenos modales para comer y cómo usar los cubiertos toma un poco de tiempo. Use tazas, vasos y platos plásticos para evitar que se quiebren.

Los infantes pueden comer 3 comidas al día y meriendas saludables entre comidas, de manera que comen cada dos o tres horas. Asegúrese que la comida esté cortada en pedazos pequeños para facilitar masticarla. Mantenga al niño sentado y quieto mientras come, para evitar ahogamientos.

Pre-escolares (2-3 años) y niños de edad escolar (5 años y mayores)

Los niños son diferentes en sus necesidades de comida y cómo se sienten con ciertas comidas. Unos comen todo tipo de comida, mientras otros comen solamente ciertas comidas. Algunos niños comen siempre porciones grandes, mientras otros prefieren porciones pequeñas durante todo el día. Sin embargo, la mayoría de niños comen la cantidad de comida que ellos necesitan.

Sirva porciones que un niño se pueda terminar antes de que se sienta lleno. Una buena regla es servir una cucharada de comida por cada año de edad. Por ejemplo, un niño de 3 años comerá 3 cucharadas de comida (en un tiempo de comida.) Si tiene duda, empiece alimentando al niño con pequeñas porciones, sirva una segunda vez si termina la primera porción.

No obligue a un niño a comer si no tiene hambre. Un niño que está desarrollando lentamente, o que ha estado inactivo, o enfermo puede no tener hambre.

Sea un buen ejemplo. Los niños son buenos imitadores, ellos ven lo que usted hace, así que coma zanahorias.

Esté consciente que inclusive con sus mejores esfuerzos, hay días en que un niño no quiere comer. Esto es normal para niños pre-escolares y de edad escolar. Si esto sucede de vez en cuando, entonces no necesita preocuparse.

Página Inicial | Haciendo Negocios | Edades & Etapas | Cuidando a Niños | Haga Su Propio Anuncio | Rompecabezas Del Cuidado De Niños | Sobre Este Programa

 

In English