Acerca de Diabetes
Comida y Diabetes
Último Artículo
Archivo
In English

Abril /Mayo 2001

En Este Artículo:

Diabetes – Perspectiva Médica

La diabetes y los pies

Las personas con diabetes tienen más probabilidad de tener problemas en los pies que las personas sin diabetes. La diabetes afecta tanto a los nervios como a las venas sanguíneas.

Cuando la diabetes afecta a las venas de los pies, es común que la persona sienta punzadas o pinchazos, como si tuviera alfileres o agujas en los pies. También, lo que puede suceder es que los pies "se duerman (no los sienta)" con facilidad.

Cuando la diabetes afecta las venas sanguíneas, éstas se hacen más angostas y así se limita la circulación. La mala circulación dificulta la llegada de sangre a los pies. Es posible que tenga mala circulación si:

Le duelen las piernas o los pies al caminar.
Las piernas y los pies le duelen incluso en la noche cuando duerme.
Siente frío en los pies. Los pies se ven de color azul o se hinchan.
Las heridas o dolores en los pies no sanan rápidamente.
La piel de los pies es seca y se ven como grietas.
Si tiene alguno de los problemas mencionados anteriormente, consulte con su enfermera o médico.

Para ayudar a evitar problemas de pies, asegúrese de:

Lavarse los pies todos los días con agua tibia (no caliente) y jabón.
Secarse con cuidado los pies, en especial alrededor de los dedos.
Ver si tiene inflamaciones, grietas o cortes en los pies.
Asegúrese de mantener las uñas de los pies cortas. Haga cortes de forma cuadrada alrededor de la uña.
Use loción en los pies para mantener la piel suave, pero no use loción entre los dedos ni en cortes o grietas.
Siempre use zapatos cómodos.
Asegúrese de que un especialista en pies sea parte de su equipo de atención médica o pídale a su médico que le revise los pies al menos una vez al año.

Diabetes y Comida

El control de la dieta es una parte importante del cuidado de la diabetes. Se pueden seguir varios planes alimenticios para controlar el peso y el nivel de azúcar en la sangre. Entre los más comunes se encuentra la pirámide de alimentos, las listas de reemplazos o substitutos de alimentos y de conteo de carbohidratos.

La pirámide de alimentos

La pirámide de alimentos es un plan alimenticio diseñado para todo el mundo – ¡no sólo para los que padecen de diabetes! Es probable que usted haya visto esta pirámide en las etiquetas de varios productos alimenticios. La pirámide cuenta con seis grupos de alimentos: 1) panes, cereales, arroz y pastas; 2) frutas; 3)verduras, 4) leche, yogur y quesos; 5) carnes, frijoles, huevos y nueces, y 6) grasas, aceites y azúcares. La pirámide sugiere una cierta cantidad de porciones diarias para cada grupo.

Listas de reemplazo o substitutos de alimentos

Las listas de reemplazos de alimentos también dividen las comidas en grupos. Es posible que las porciones difieran de la pirámide debido a la cantidad de calorías o carbohidratos de los alimentos. Por ejemplo, la pirámide establece que una porción de jugo es 3/4 de taza, pero la lista de reemplazo de alimentos establece que una porción es _ taza de ciertos jugos como el de naranja. Las listas de reemplazos de alimentos incluyen con frecuencia, al queso en el grupo de la carne debido a las proteínas que contiene. Por otra parte, la pirámide de alimentos incluye al queso sólo en el grupo de los lácteos.

Conteo de carbohidratos

El conteo de carbohidratos es un sistema en el que se cuentan sólo los alimentos que contienen carbohidratos. Las porciones se establecen de manera que cada alimento contenga 15 gramos de carbohidratos o un múltiplo de 15 (30, 45, 60 gramos).

Hable con su médico, dietólogo o nutricionista si no sabe qué plan quiere seguir o si quiere probar uno nuevo.

Ejercicio como parte de su vida

Actividad física, o ejercicio, no significa estar parado todo el día, si los problemas de pies ya son parte de su vida. Varias rutinas de ejercicio pueden hacerse sentado.

Los ejercicios de tipo aeróbico son lo mejor para el corazón. En general, el ejercicio aeróbico implica estar parado, pero la natación es también de tipo aeróbico. Andar en bicicleta, ya sea en una fija (estacionaria) o una común, no es tan duro para los pies.

Los ejercicios de flexibilidad o para fortalecer los músculos pueden hacerse mientras uno está sentado. Las pesas sirven para sumar resistencia, pero el simple hecho de levantar los brazos y las piernas sin pesas ya es ejercicio.
Recuerde consultar con su médico antes de iniciar una rutina de ejercicios nueva, en especial si tiene problemas de corazón.

Recetas para probar

Pollo al estilo suroeste 4 porciones

2 cucharadas de margarina
2 cucharadas de agua
2 pechugas de pollo de 6 onzas c/u (cortadas por la mitad, sin piel)
1/2 cucharadita de salsa Tabasco
1/2 cucharadita de estragón
una pizca de pimienta
2 cucharadas de jugo de lima

  1. Derrita la margarina en una sartén. Ponga el pollo en la sartén. Condimente con pimienta y estragón.
  2. Dore el pollo a fuego medio durante aproximadamente 10 minutos. Voltee el pollo, condiméntelo y dórelo del otro lado.
  3. Mezcle el jugo de lima, el agua y la salsa picante; vierta todo sobre el pollo. Tape la sartén y cocine a fuego lento durante aproximadamente 10 minutos.
  4. Se sugiere servir con arroz.

Contenido por porción (sin arroz):

195 calorías 27 gramos de proteína
40% de calorías derivadas de grasa 1 gramo de carbohidratos
72 mg de colesterol 9 gramos de grasa

Hielo (granizada /raspado de hielo) con sabor a arándano 4 porciones

1 lata (8 onzas) de salsa de arándano tipo jalea
1 a 2 gotas de colorante rojo para alimentos
1/2 taza de bebida gaseosa dietética con sabor a lima-limón

  1. Mezcle con batidora eléctrica en un recipiente pequeño la salsa de arándano y el colorante hasta obtener una mezcla suave.
  2. A baja velocidad, agregue la bebida con sabor a lima-limón gradualmente.
  3. Coloque la mezcla en un recipiente para hacer hielo, tape y congele hasta obtener una mezcla firme.
  4. Retire del congelador, quiebre el hielo (mezcla) en pedazos en un recipiente pequeño. Bata hasta que la mezcla quede esponjosa.
  5. Vuelva a colocar la mezcla en un recipiente para hacer hielo, tape y congele hasta obtener una mezcla firme.

Contenido por porción:

90 calorías 0 gramos de proteínas
0% de calorías derivadas de grasa 22 gramos de carbohidratos
0 mg de colesterol 0 gramos de grasa

Actualización Médica

Píldoras para tratar diabetes tipo 2: sulfonilureas

En la actualidad en los Estados Unidos se venden 3 tipos de píldoras para la diabetes. Trabajan de diferentes formas para bajar el azúcar. Esta columna habla de las sulfonilureas, que estimulan las células beta del páncreas para que secrete más insulina. Entre los nombres de estas drogas se incluyen: clorpropamida (marca Diabinese); glipicida (Glucotrol y Glucotrol XL), gliburida (Micronase, Glynase y Diabeta), y glimepirida (Amaryl). Todas las drogas sulfonilureas tienen más o menos el mismo efecto en el nivel de azúcar en la sangre, pero difieren en los efectos colaterales, en la frecuencia en que hay que tomarlas y en la interacción con otras drogas.

No es aconsejable mezclar el alcohol y las píldoras para la diabetes, especialmente la clorpropamida y, en algunos casos, otras sulfonilureas. Pueden interactuar con el alcohol y causar vómitos y enrojecimiento de la piel y calores.

Hay versiones genéricas (sin marca comercial) de algunas sulfonilureas disponibles; en general son seguras y cuestan menos que las que tienen marca. Pídale a su médico que le recete la píldora de dosis más alta, pero que sea adecuada para usted. Una tableta de 500 mg, por ejemplo, cuesta mucho menos que dos de 250 mg.

Es posible que en algún momento una sulfonilurea deje de funcionar tan bien como antes, debido a eso, el nivel de azúcar en la sangre podrá aumentar. Esto no significa que usted haya hecho algo malo o que no haya respetado su dieta. Es posible que, en ese caso, su médico le recete otro tipo de sulfonilurea u otro tipo de medicamento totalmente diferente.

Si está tomando sulfonilureas, dígale a su médico si ha tenido alguna reacción diferente o alérgica. Las sulfonilureas rara vez se administran durante el embarazo; dígale a su médico si está embarazada o si piensa amamantar. Algunos adultos –ancianos o de edad avanzada- son más sensibles a los efectos de las sulfonilureas que los adultos jóvenes y es posible también que su nivel de azúcar en la sangre disminuya. Las personas de edad avanzada son propensas a retener más líquidos.

Si está tomando sulfonilureas, es muy importante que su médico sepa si también está tomando algún otro medicamento. Es probable que las drogas interactúen y que esto cause efectos secundarios peligrosos o desagradables.

Nuevos Recursos

Los siguientes son recursos que tratan sobre el cuidado de los pies:

Action Plan for persons with Diabetes: Prevent Foot Ulcers & Amputations! (Plan de acción para personas con diabetes: prevención de úlceras de pies y amputaciones) Eli Lilly & Co. and Boehringer Mannheim Corp.,(1997) 207-7648-0197, Global Diabetes Care, Indianapolis, IN 46285 fax: 317-277-9337 en www.diabetesresource.com

Self-Testing for Sensation in Your Feet. (Autoexamen de sensaciones en los pies). Eli Lilly & Co. and Boehringer Mannheim Corp.,(1997) 207-7648-0197, Global Diabetes Care, Indianapolis, IN 46285 fax: 317-277-9337 o en www.diabetesresource.com

Becton Dickenson Consumers Products: Foot Care Do’s and Don’t (Cuidado de los pies: los sí y los no); nivel elemental, inglés o español, 800-237-4554. Máximo 25 copias gratis por mes para educadores.

Último Artículo | Archivo | In English