Acerca de Diabetes
Comida y Diabetes
Último Artículo
Archivo
In English

Abril/ Mayo 2008

En Este Artículo:

Diabetes – Perspectiva Médica

El Centro para Control y Prevención de Enfermedades (Center for Disease Control and Prevention) CDC reportó que 3.4 millones de americanos son legalmente ciegos o tienen problemas visuales. Se espera que en los próximos 30 años esta cifra se duplique. Una de las razones para el incremento de esta cifra es que la población está envejeciendo. Otra razón es que más personas son diagnosticadas con diabetes. Una complicación de la diabetes mal controlada es la retinopatía diabética (enfermedad del ojo). La cual puede progresar hasta ceguera.

La retinopatía diabética ocurre cuando la glucosa sanguínea mal controlada a largo plazo daña los vasos sanguíneos del ojo. Eventualmente el daño progresa a daño visual y puede continuar hasta provocar ceguera.

Aquellos en riesgo de retinopatía diabética incluyen individuos con diabetes tipo 1 y tipo 2 así como con diabetes gestacional. Se recomienda que todas las personas con diabetes se practiquen un examen de dilatación del ojo una vez por año.

El Instituto Nacional del Ojo (National Eye Institute) urge a todos los pacientes con diabetes a realizar el examen de dilatación del ojo al menos una vez por año. Para este examen el médico coloca unas gotas en los ojos para dilatar las pupilas.  Esto permite que el doctor vea adentro del ojo más fácilmente. No debe presentarse dolor pero algunas veces las gotas causan pequeño ardor. Después del examen de dilatación tienes que ser cuidadoso y evitar el sol hasta que tus ojos ya no estén dilatados. El médico en ocasiones podrá proporcionarte lentes de sol si no cuentas con ellos.

La llave principal en retrasar o reducir el daño en la vista es mantener los niveles de glucosa, de colesterol y de presión arterial lo más normales posibles. De acuerdo a la Academia Americana de Oftalmología (American Academy of Ophthalmology) el detectar la retinopatía diabética en una etapa temprana ayudará a los médicos a disminuir la progresión de la enfermedad en un 95%.

Diabetes y Comida

Queremos hacer una aclaración acerca del tema concerniente al alcohol Febrero/Marzo 2008. El artículo es acerca de tener una bebida ocasional. Un lector estuvo en lo cierto de mandar su preocupación de que los medicamentos para la diabetes tienen la leyenda de evitar el alcohol si se toma medicamentos orales. Eso es cierto. Los medicamentos orales quizá no se mezclen bien con alcohol. Ambos pueden trabajar para disminuir la glucosa sanguínea- a veces demasiado bajo. Niveles de glucosa muy bajos (hipoglucemia) también son peligrosos.

Consulta con tu médico si estas tomando medicamentos orales y quieres tener una bebida alcohólica ocasional. Ciertos medicamentos son más susceptibles a causar hipoglucemia que otros.

Una bebida alcohólica ocasional como una cerveza o un vaso de vino es frecuente de una conducta social. La Asociación Americana de Diabetes (American Diabetes Association) sugiere que si quieres tomar una bebida ocasional responde estas 3 preguntas

  1. ¿Mi diabetes está bajo control?  ¿Mis niveles de glucosa sanguínea están estables y en mi rango deseado?
  2. ¿Mi médico está de acuerdo de que no tengo condiciones que una bebida ocasional tal vez empeore?
  3. ¿Conozco los efectos del alcohol en mi y en mi diabetes?

La Sociedad Americana de Diabetes recomienda que si contestaste "Si" a estas preguntas entonces tomar una bebida ocasional puede estar bien. Visita la página en internet http://www.diabetes.org/type-1-diabetes/alcohol.jsp para más información o habla con tu proveedor de salud.

Ejercicio como parte de su vida

El programa de prevención de diabetes reporta que 30 minutos de ejercicio diarios cinco días a la semana puede ayudar a reducir a la mitad el riesgo de diabetes. Si ya tienes diabetes, realizar actividad física puede ayudarte a controlar los niveles de glucosa, colesterol sanguíneo y presión arterial.

Un programa ligero de caminata es una buena forma de empezar un programa de ejercicio. Antes de empezar consigue zapatos cómodos y usa ropa adecuada para caminar. Empieza lentamente, camina de tu casa 10 minutos y después camina de regreso. Agrega más distancia y tiempo conforme tu energía aumente.

Asegúrate de consultar con tu doctor antes de que empieces una rutina.

Recetas para probar

Pollo marroquí       
Raciones: 8 tazas

2 libras de pollo sin hueso y sin piel               
2 cucharadas de aceite de olivo
2 cucharadas de cumin en polvo                     
2 calabazas zuchini rebanadas   
1 cucharada de pimienta en polvo                    
1 lata de chícharos (14.5 oz)
1 cucharada de nutmeg en polvo                     
1 lata de jitomate en trozos (14.5oz)

  1. Quitar la grasa del pollo. Mezclar las especias. Poner la mezcla en el pollo.

  2. Agregar el aceite a un sartén. Dorar el pollo volteando las piezas como sea necesario.

  3. Agregar las calabazas zuchini moviendo ocasionalmente.

  4. Agregar los garbanzos y el jitomate. Cubrir y dejar hervir, luego disminuir el fuego y dejar hervir otros 20 minutos.

Por porción
Calorías 210
Colesterol 79 mg
Proteínas 26 gm
Carbohidratos 9 gm
Fibra 2 gm
Grasa 7 gm
Sodio 342 mg
Calorías de grasa 31%

Tiempo de preparación: 10 minutos; tiempo de cocción alrededor de 45 minutos.

Zanahorias a la eneldo
 Raciones: 6 ½ tazas

1 paquete (10 onzas) de zanahorias picadas               
1 taza de agua
½ cebolla picada                                                         
Eneldo seco

  1. En una cacerola mediana poner las zanahorias y la cebolla. Agregar agua.

  2. Espere a que hierva. Cubrir y dejar hervir a fuego lento por 15 minutos.

  3. Rociar el eneldo antes de servir

Por porción
Calorías 24
Colesterol 0 mg
Proteínas 1 gm
Carbohidratos 5 gm
Fibra 1 gm
Grasa 0 gm
Sodio 38 mg
Calorías de grasa 0%

Actualización Médica

Los Fenofibratos tienen como objetivo reducir varios tipos de grasa y colesterol en nuestra sangre cuando se toman con una dieta baja en colesterol.  Reducir la grasa y el colesterol puede disminuir tu riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Los fenofibratos son vendidos bajo la marca Tricor, Triglide y Lofibra. Investigaciones recientes sugieren que los fenofibratos también pueden reducir la necesidad de tratamiento en los ojos con láser para los diabéticos con retinopatía. Este estudio fue publicado en la revista médica Lancet. Un seguimiento a cinco años de 9800 sujetos entre 50 y 74 con diabetes tipo 2 mostró una reducción de tratamientos láser para retinopatía diabética comparada con sujetos tomando placebo. Esto sugiere un beneficio extra por el medicamento. Los investigadores australianos sugieren que los fenofibratos a la par con el autocontrol de la glucosa sanguínea pueden ser benéficos para el paciente diabético.

Hay muchos posibles efectos secundarios de los fenofibratos. Estos incluyen gases y constipación, molestias en el estómago o dolor abdominal; dolor de cabeza y mareos. Estudios a largo plazo sugieren que los fenofibratos pueden estar asociados con un incremento en el riesgo de cáncer, pancreatitis o problemas con la vejiga.

Todos los medicamentos tienen efectos positivos y negativos. Habla con tu doctor o farmacéutico si tienes más preguntas acerca de los fenofibratos.

Nuevos Recursos

Educadores en Diabetes

Sociedad Americana de Educadores en Diabetes lada sin costo 1–800–TEAMUP4 (1–800–832–6874), www.diabeteseducator.org

Dietistas

Para encontrar un dietista cerca de ti llama a la Sociedad Americana de Dietistas lada sin costo 1–800–877–1600, o busca en la página de Internet www.eatright.org en "Find a Nutrition Professional."

Gobierno

El Instituto Nacional del Ojo es parte de los Institutos Nacionales de Salud. Para leer más acerca de problemas del ojo visita la página en internet www.nei.nih.gov

Último Artículo | Archivo | In English