University of Illinois Extension

Diplodia pinea

Esta enfermedad es causada por el hongo Sphaeropsis sapinea. El añublo ocurre en muchos pinos y en algunas coníferas.

Síntomas

El hongo ataca las agujas jóvenes y sanas de los brotes nuevos. Sin embargo, el hongo ataca también las ramas de las plantas perennes estresadas. Ya que el hongo aumenta el inóculo en las piñas viejas muertas, los árboles de más de treinta años son más susceptibles de padecer esta enfermedad. También pueden infectarse los árboles jóvenes muy debilitados o los que crecen cerca de árboles viejos enfermos. Entre los primeros síntomas se puede ver que las agujas y los brotes nuevos se tornan de color marrón, se atrofian y se retuercen. La primera parte del árbol afectada puede ser la de abajo o sólo un lado. Durante las primaveras húmedas, es común ver que cada rama se torna marrón en la punta. La decoloración marrón comienza en la base de las agujas y avanza hasta la punta. Las agujas mueren cuando alcanzan la mitad o tres cuartas partes del largo normal. A veces, las agujas se enrizan y se doblan. Las ramas infectadas resultan en brotes decumbentes. Es posible que aparezcan cancros resinosos en los tallos en el cogollo mas joven o en la base de las agujas enfermas. La resina de las zonas infectadas hace que las agujas muertas se peguen al árbol. En las ramas más viejas donde se hacen las cicatrices pueden aparecer grandes cancros resinosos. El tejido dañado por el frío sirve como sitio de entrada a la infección.

Esta enfermedad puede confundirse con los daños que causan las bajas temperaturas, las sequías, la sequedad del invierno o la polilla del tallo del pino de Nantucket. La infección puede producirse en pocas horas cuando la temperatura oscila entre 53 y 96 °F con 12 horas de humedad como mínimo.

Control

Para controlar la enfermedad hay que sacar todas las ramas y piñas afectadas. Fertilice los árboles atrofiados para estimular su crecimiento. Se recomienda la pulverización con fungicidas junto con el control cultural. Pulverice tres veces: cuando se abran las yemas, cuando se elongue la mitad del brote y cuando se elongue el total del brote. Comuníquese con la oficina local del Servicio de Extensión de la Universidad de Illinois o con un vivero para saber cuál es el fungicida adecuado. La eficacia de los tratamientos y la gravedad de la enfermedad varía bastante dependiendo de las condiciones climáticas del momento en que nacen los brotes. Mantenga las plantas sanas.