University of Illinois Extension

Marchitado del pino

El marchitado del pino resulta de la invasión del nematodo de la madera del pino (Bursaphelebchus xylophilus) en el tejido xilemático. El nematodo pasa de un árbol a otro a través de los insectos. El nematodo se reproduce bastante rápido y, a veces, junto con las bacterias hace que el tejido vascular se tape lo que ocasiona la muerte del árbol. El nematodo se alimenta del tejido vegetal o del micelio fungoso como el micelio del cancro de tinte azul. El pino silvestre es uno de los más susceptibles y el pino blanco es uno de los más resistentes. Otros pinos quedan más o menos en el medio. Esta enfermedad también se ha encontrado en otros tipos de árboles perennes con agujas.

Síntomas

La mayoría de los árboles que se infectan en la primavera mueren a fines del verano o a principios del otoño. Los árboles grandes demoran dos años en morir. No se sabe a ciencia cierta si esta enfermedad puede evitarse manteniendo las plantas sanas y fuertes. Las plantas infectadas se atrofian rápidamente. El follaje comienza a decolorarse tornándose de color verde pálido o amarillento. Las agujas muertas quedan colgando de las ramas por bastante tiempo. En el caso de los árboles grandes que demoran dos años en morir, las agujas más viejas se tornan amarillas primero y se caen antes de que las agujas más jóvenes se tornen de color marrón. Se sabe que este nematodo se trasmite a través de los Monochamus scutellatus que son escarabajos longicorneos nativos. Los escarabajos que anidan en los árboles muertos y que se alimentan de los árboles sanos trasmiten este nematodo. Un escarabajo longicorneo puede llevar sobre su cuerpo o dentro de este varios miles de escarabajos. El nematodo puede alterar su desarrollo según se encuentre en un árbol muerto o casi muerto o en otro más o menos viable. El nematodo demora entre cuatro y doce días para transformarse de huevo en adulto dependiendo del clima. Las hembras depositan varios huevos durante varias semanas antes de morir.

Los árboles casi muertos y los muertos sufren el ataque no sólo de los escarabajos longicorneos sino también de los barrenillos y otros insectos saprófitos. En los pinos muertos también pueden encontrarse nemátodos saprófitos y nemátodos predadores. Es importante poder identificar los nemátodos correctamente. La presencia del nematodo no significa necesariamente que haya matado al árbol. Por medio de algunas investigaciones se ha comprobado que bajo ciertas condiciones de crecimiento los pinos no mueren. Es más probable que los pinos en condiciones de estrés mueran a causa del nematodo de la madera del pino.

Control

Analice las plantas sospechosas. Si los resultados son positivos, deshágase de las plantas perennes moribundas o muertas lo antes posible para que los insectos que trasmiten el nematodo de la madera de pino no puedan reproducirse allí.