Reflexionando Sobre los Alimentos - Extensión de la Universidad de Illinois

Despierta A Un Comienzo Saludable

Despertarse es difícil sobre todo para quienes detestan madrugar. Tan importante como el sol que saldrá y brillará todos los días, es el desayuno. El desayuno es una de las comidas más importantes del día para personas de todas las edades.

A lo largo de la noche nuestros cuerpos gastan la energía de la comida consumida la noche anterior. Cuando nos despertamos, nuestros cuerpos necesitan un nuevo suplementos de energía. El no comer puede hacer que nos sintamos débiles y hambrientos, sensación conocida como la baja de media-mañana.

Los niños y adultos necesitan alrededor de 50 nutrientes diarios para crecer, mantenerse y recuperarse. Ningún alimento por sí mismo contiene todos los nutrientes en las cantidades necesarias. Por ello, una variedad de alimentos de los cinco grupos de la Pirámide de Alimentos debe consumirse por día.

Un desayuno sano debe proveer dos porciones del grupo de Pan y Cereales, una porción o más de Frutas o Vegetales y una porción de Lácteos. También puede incluir a veces una del Grupo de las Carnes.

Ideas Para Desayunos Rápidos

El desayuno no tiene que limitarse a los alimentos del 'desayuno tradicional'. Muchos alimentos pueden ser incluidos en un desayuno nutritivo. Prueba alguno de los siguientes alimentos con un vaso de leche como ejemplo de desayuno rápido y nutritivo:

  • Emparedado de pavo o pollo con una fruta
  • Espagueti con salsa de tomate
  • Tostada integral con mantequilla de cacahuate y mermelada
  • Pan de maíz con salsa de manzana
  • Pan tostado con atún y una fruta
  • Emparedado de queso caliente y una fruta
  • Macarrones con queso y una fruta o jugo
  • Emparedado de huevo y una fruta
  • Yogurt descremado con una fruta o granola
  • Queso cottage con una fruta
  • Apio relleno con mantequilla de cacahuate
  • Waffles, panqueques o tostada francesa, bañados con salsa de manzana
  • Diferentes clases de pan como bagel, magdalenas, mufin inglés, pan pita, pan integral o bollitos
  • Frutas de estación como uvas, bananas, manzanas, kiwis, bayas, toronja, naranjas, mandarinas, melones

Un buen desayuno hará que toda la familia comience el día con el pie derecho.

Diseña Un Buen Desayuno

Haz que cada miembro de tu familia planee un desayuno que les gustaría comer. Recortar fotos de revistas o hacer dibujos y pintarlos, con los alimentos que cada uno eligió para el desayuno. Después de que cada uno ha planeado su desayuno, hablen sobre los alimentos que seleccionaron.

  • ¿Qué grupos de alimentos están incluidos?
  • ¿Cuántos grupos diferentes?
  • ¿Cada miembro de la familia comerá el desayuno planeado?
  • ¿El desayuno incluye al menos un alimento del grupo de los Lácteos, del de Cereales y Pan y del de Frutas o Vegetales?
  • Si no, ¿qué podría agregarse al desayuno para hacerlo más completo?

Como familia, selecciona un desayuno para comer una mañana de la próxima semana.

Desayuno Sorpresa de Cereales

2 tazas de avena cocida
2 manzanas (1-1/2 tazas), en cubos
3/4 taza de nueces picadas
3/4 taza de pasas de uva
1/4 taza de miel o azúcar
1/4 cucharadita de sal

Precalentar el horno a 400°F. Combinar todos los ingredientes en una fuente de horno engrasada o rociada con spray de cocina. Hornear por 20 minutos. Servir con leche descremada tibia.

Receta adaptada de: Joanie Huggins, Fuera del Camino del Azúcar.

Magdalenas Sorpresa

1 1/4 taza de harina
3 cucharaditas de polvo de hornear
1 cucharadita de sal
1/3 taza de azúcar
2 tazas de cereal de copos de maíz
1 taza de leche
1 huevo
1/3 taza de margarina o mezcla vegetal para cocinar
1/4 taza de mermelada o jalea

Mezclar la harina, el polvo de hornear, la sal y el azúcar. Dejar a un lado. Colocar los copos de maíz en un recipiente grande y agregar la leche. Dejar reposar por 2 o 3 minutos o hasta que el cereal se ablande. Agregar el huevo y la margarina o mezcla vegetal para cocinar. Batir bien. Agregar los ingredientes secos hasta que estén todos mezclados. Dividir la masa espesa en 12 moldes engrasados de 2-1/2 pulgadas para magdalenas. Hacer una abertura en cada magdalena y rellenar con una cucharadita de mermelada. Hornear a 400° F por unos 25 minutos o hasta que est án doradas.