University of Illinois Extension

Main Navigation

Cuidado y Mantenimiento de los Pastos Ornamentales

Photo of GrassesFertilizante

Los pastos ornamentales requieren pocos niveles de fertilidad. Si el nivel de nitrógeno se mantiene bajo, se puede reducir el acamado o vuelco al mínimo. El color de las hojas y la vigorosidad de la planta son buenos indicadores de la necesidad de nitrógeno. La aplicación de media libra o una libra de un fertilizante 10-10-10 por cada 100 pies cuadrados de superficie, o aproximadamente un cuarto de taza por planta, es suficiente. Aplique el fertilizante justo cuando la planta retome el crecimiento en la primavera. La aplicación de un fertilizante de liberación lenta como el Osmocote es suficiente para cubrir las necesidades de la planta durante el verano. El fertilizante debe ser incorporado con el riego.

Riego

Para que las plantas desarrollen un sistema radicular sano es necesario regarlas durante la primera estación después de plantarlas. Las plantas ya establecidas no necesitan riego regular, pero es posible que requieran riego adicional durante los períodos de sequía. La cantidad de agua depende de la especie, de su ubicación, y de la calidad, tamaño e índice de crecimiento deseado.

Control de malezas

Para mantener las malezas bajo control, es aconsejable remover la tierra alrededor de las plantas de pasto. La aplicación de mulch reduce en gran medida la necesidad de hacer esto y de regar. Esta práctica ayuda también a controlar los pastos que tienden a echar semillas.

Protección en el invierno y limpieza en la primavera

No hace falta cortar los pastos antes del invierno. De hecho, se ven bien, y el follaje ayuda a proteger la corona de la planta. En la primavera, pode la planta a una altura de 4 a 6 pulgadas antes de que retome el crecimiento. Cuando el follaje se saca, el crecimiento de la primavera comienza antes. El follaje viejo puede retrasar el calentamiento de la corona y el crecimiento subsiguiente en unas 3 semanas.

División

La división depende del espaciamiento y de la apariencia de las plantas, como así también de la salud en general. Las plantas que están comenzando a morirse desde el centro deben dividirse para mejorar su apariencia. La división se hace en la primavera antes de que la planta retome el crecimiento o a fines del verano o en el otoño cuando termina la etapa de crecimiento. Las plantas que florecen tarde pueden dividirse en la primavera.