University of Illinois Extension

Main Navigation

Propagación vegetativa de las plantas de interiores

Mucha gente ha descubierto que la propagación de plantas de interiores nuevas es muy sencilla.

En la naturaleza, las plantas se propagan de dos maneras – sexualmente (por semilla) y vegetativamente (utilizando una parte de la planta original, como un hijuelo o plántula). Ya que la mayoría de las plantas de interiores son perennes herbáceas, arbustos o árboles, no resulta práctico cultivarlas de semilla. Esto lleva mucho tiempo y es posible que la progenie no tenga las mismas características que la planta madre.

La propagación vegetativa da como resultado una planta idéntica genéticamente a la planta madre (un clon). Esto es posible debido a que muchas plantas pueden regenerar partes perdidas. Sin embargo, no todas las plantas tienen capacidades iguales. Algunas plantas echan raíces de un esqueje foliar, pero no pueden producir hojas y brotes nuevos.

Las plantas pueden reproducirse por esquejes, por división, por propagación por acodo y mediante el uso de las estructuras especiales de las plantas tales como estolones e hijuelos. Muchas plantas pueden reproducirse por medio de varios de estos métodos.