EXTENSIÓN DE LA UNIVERSIDAD DE ILLINOIS

menú

Reparación y renovación del césped

lawn

Este césped poco tupido debe renovarse con urgencia.

El objetivo de muchos particulares es tener un césped de buena calidad. Esto puede lograrse estableciendo y cuidando el césped de manera adecuada. Desafortunadamente, hay circunstancias que conllevan a tener un césped débil, dañado o muerto que necesite reparación o renovación.

El primer paso en la renovación del césped es determinar la causa de su decaimiento. Muchas veces las malas condiciones del suelo son la causa de los problemas del césped.

En general, el césped no se ve bien cuando crece en suelos muy arcillosos y compactos y con drenaje insuficiente. Estas circunstancias pueden corregirse durante el proceso de renovación. Otros problemas del césped se deben a las plagas, a las condiciones meteorológicas o las prácticas de mantenimiento insuficientes. Es probable que para lograr que el césped alcance una calidad aceptable lo único que haga falta sea cortarlo, fertilizarlo y regarlo adecuadamente.

El proceso de renovación puede comenzar una vez que se identifica el problema. Analice estos tres procesos de renovación: resiembra con poco trabajo adicional; trabajo considerable dejando el pasto existente o retirar el césped existente y comenzar todo el proceso de cero. El proceso a elegir depende de las condiciones del césped y de la causa del problema.

Por ejemplo, si al césped le falta tupirse un poco y la estructura del suelo es buena, la respuesta puede ser resembrar con una semilla de calidad a fines de agosto o principios de septiembre. Use una sembradora de ranuras, que es una máquina especial que abre surcos en el césped y coloca allí semillas. Este sistema es ideal para la resiembra del césped. También es posible esparcir semillas sobre el césped poco tupido, pero en este caso el contacto de la semilla con el suelo es imprescindible.

También se pueden utilizar escarificadoras o cortadoras verticales para quitar el exceso de desperdicios y pasto antes de resembrar. Además, la siembra en ranuras puede hacerse directamente a través del césped y/o las malezas controladas con el herbicida no selectivo glifosato. Todos estos tipos de procedimientos de resiembra no requieren modificaciones del suelo adicionales.

Cuando el problema es el suelo, hay formas de resolverlo sin tener que levantar el césped. La aireación del suelo se recomienda para descompactarlo y para eliminar los residuos vegetales. Las aireadoras levantan numerosos tapones de tierra del diámetro de un lápiz haciendo agujeros en el césped. Deje esos tapones sobre la superficie del suelo. Para renovar un jardín la aireación, la resiembra y la siembra en ranuras (se rompen terrones) son ideales. Cuando hay problemas de suelo, la materia orgánica que se usa como abonado superficial sirve para reconstruir la estructura del suelo. En estas situaciones se debe hacer primero la aireación y el abonado superficial en segundo lugar. Esto permite que la materia orgánica tenga acceso directo al perfil del suelo.

Desafortunadamente, si la compactación del suelo es seria, si los niveles de arcilla son altos o si el drenaje es insuficiente hay que empezar de nuevo. Para esto, retire el césped existente o vuelva a incorporarlo al suelo después de pasar la púa rotatoria del arado. Es recomendable introducir materia orgánica en los suelos pesados.

Cuando hay malezas perennes en cantidad hace falta utilizar herbicidas no selectivos como glifosato o trabajar el suelo de manera persistente hasta asegurarse de que las malezas ya no serán una amenaza. Trabaje el suelo hasta una profundidad de seis pulgadas. Es posible que esta profundidad no se pueda alcanzar si en la zona hay árboles de sombra. No interfiera con los sistemas de raíces. En estos casos, lo mejor que puede hacer es trabajar el suelo lo suficiente para poder sembrar las semillas y utilizar materia orgánica como abono. Agregue enmiendas tales como compost, estiércol, suelo orgánico o turba e incorpore todo esto al perfil del suelo. Siga los procedimientos adecuados de selección y establecimiento para darle al césped el puntapié inicial.