EXTENSIÓN DE LA UNIVERSIDAD DE ILLINOIS

Main Navigation

Video relacionado

Para ver más videos de la Extensión de la Universidad de Illinois, por favor revise su Canal de YouTube.

menú

Preparación del suelo y del lugar para plantar el césped

soil

La preparación adecuada del suelo es crítica para obtener un césped de calidad.

La preparación del suelo antes de establecer el césped es fundamental para que el césped prospere.

El primer paso importante es eliminar los problemas de malezas. Las malezas perennes, como el agropiro común o la festuca alargada, deben controlarse antes de sembrar el césped de semilla o en panes. Entre las opciones de control de malezas se incluye el desmalezado a mano, la labor de cultivo frecuente o el uso de un herbicida sistémico no selectivo (se mueve dentro de la planta) como el glifosato que se vende bajo el nombre comercial de Roundup y otros. Los productos orgánicos también se están haciendo más populares. Lea y siga las instrucciones de las etiquetas cuando utilice cualquier tipo de producto para el control de malezas para asegurarse de obtener el nivel de control deseado.

Antes de sembrar el césped de semilla o en panes, es importante trabajar bien el suelo. Los suelos pobres, como los muy arcillosos, deben mejorarse con materia orgánica como compost, estiércol, turba y tierra de calidad. La arena no se recomienda como material para mejorar los suelos arcillosos en los jardines particulares.

La materia orgánica contiene microorganismos que trabajan junto con las raíces de las plantas para absorber los nutrientes del suelo. Entonces, además de modificar la estructura del suelo, los beneficios del uso de materia orgánica como parte del proceso de formación del suelo son varios. Lo ideal no es distribuir la materia orgánica sobre la superficie del suelo sino incorporarla al mismo. Se recomienda preparar el suelo hasta una profundidad de seis pulgadas; más allá de eso resulta poco práctico alrededor de los árboles grandes donde se encuentran las raíces. 

Se sugiere hacer un estudio de suelo durante el proceso de planeamiento antes de establecer el césped. Los estudios de suelo revelan el pH y la cantidad de nutrientes disponibles como el fósforo (P) y el potasio (K). Si hubiera que hacer modificaciones, el momento ideal es antes de establecer el césped. Consulte con la Oficina Cooperativa de Extensión local acerca de cómo hacer un estudio de suelo. En (http://urbanext.illinois.edu/soiltest/) encontrará una lista de laboratorios que hacen estudios de suelo y asesoran a particulares.

Los fertilizantes de arranque deben incorporarse a la superficie del suelo antes del establecimiento del césped. Estos suelen tener un alto contenido de fósforo. Los fertilizantes balanceados suelen tener proporciones balanceadas de nitrógeno, fósforo y potasio (N, P, K) como 10-10-10 ó 12-12-12. Los fertilizantes balanceados pueden utilizarse cuando no hay fertilizantes de arranque disponibles. Es posible que los estudios de suelos indiquen que no hay fósforo o potasio en cantidades suficientes lo que tendría influencia en la elección del formulado de fertilizante a utilizar.

Cuando se prepara el suelo, es importante establecer un nivelamiento final favorable. El nivelamiento básico debe incluir la remoción de rocas y escombros. No entierre escombros para evitar problemas futuros en el césped. Elimine las depresiones o las elevaciones. El suelo debe tener una caída (pendiente) de uno a dos por ciento desde las edificaciones para asegurar un drenaje superficial adecuado.

La preparación del suelo debe hacerse cuando no está ni demasiado seco ni demasiado húmedo. La labranza, en esos casos, destruye la estructura del suelo y afecta la capacidad de retención de aire y agua, y el drenaje después de las lluvias. Recuperar el estado inicial puede demorar años.

Para evitar problemas futuros lo recomendable es no saltear ningún paso respecto a la preparación del suelo y del terreno. Tómese el tiempo necesario para hacer un trabajo detallado antes de sembrar o colocar panes de césped. Analice el suelo, incorpore los nutrientes necesarios, empareje el subsuelo y nivele el terreno.