EXTENSIÓN DE LA UNIVERSIDAD DE ILLINOIS

menú

Tendencias para el cuidado del césped de jardines particulares

Quince o veinte años atrás no había muchas opciones respecto al cuidado de jardines, excepto los programas tradicionales que ofrecían las compañías de mantenimiento del césped y los productos que se vendían en los centros de jardinería. Los productos para el cuidado del césped han evolucionado del mismo modo en que lo hicieron otros ámbitos que forman parte de nuestra vida. Las formulaciones de los fertilizantes y los productos de protección han mejorado y, por lo tanto, las aplicaciones ahora son más eficaces, uniformes y seguras en comparación con las de antes.

Ya que como sociedad hemos tomado conciencia de que lo que hacemos impacta en el medio ambiente que nos rodea, la tendencia actual sobre el cuidado del césped incluye a las alternativas orgánicas que no estaban a disposición del común de la gente hace cinco o diez años. Respecto de lo que se cultiva en Illinois, por ejemplo, el césped ocupa el tercer lugar después de los cultivos agrícolas tales como el maíz y la soja. Lo que se aplica al césped impacta en el medio ambiente, sin duda alguna.

Esta tendencia seguirá creciendo a la par del auge de los productos orgánicos que ya son fáciles de conseguir en los centros de jardinería o a través de las compañías de mantenimiento del césped. En este sitio web se incluyen los productos orgánicos que pueden utilizarse en el césped, se hace referencia a estos cuando es pertinente y se indica dónde conseguirlos. Los productos orgánicos se pueden producir a base de los derivados de origen animal o de las industrias cerealera y de pescado. Se formulan con el fin de aportar macro y micro nutrientes, humus, carbohidratos, aminoácidos, vitaminas y enzimas que alimentan a los organismos vivos del suelo que a su vez nutren a las plantas. Los productos orgánicos se pueden aplicar en forma de líquidos o materiales secos, al igual que los productos inorgánicos tradicionales. Ahora, los particulares tienen la opción de aplicar ellos mismos los productos orgánicos en sus jardines o pueden contratar a las compañías de mantenimiento que ofrecen estos productos.

La transición para pasar del sistema tradicional al orgánico demora de dos a tres años. El césped responderá mejor al manejo orgánico a medida que pase el tiempo. Es posible que en ciertas situaciones las malezas sigan constituyendo un problema, sin embargo, el desarrollo de productos para el control de malezas es continuo.

La preparación adecuada del suelo es fundamental para sembrar el césped de semilla o para colocarlo en panes. Esto incluye un estudio de suelo para asegurarse de incorporar las enmiendas adecuadas si fuera necesario. Las demás prácticas de mantenimiento del césped como el corte correcto, el manejo del agua, la aireación del suelo y el control de los residuos no difieren de lo que ha recomendado la Extensión de la Universidad de Illinois durante varios años. Las buenas prácticas de manejo, ya sean las tradicionales o las orgánicas, siempre aportarán beneficios al césped.

En la actualidad, el manejo del césped depende de las restricciones o prohibiciones locales del uso del agua ya que este recurso está disminuyendo y su calidad está cuestionada.

En 2010, en Illinois se enmendó la ley de aplicación de productos para el mantenimiento del césped y avisos (The Lawn Care Products Application and Notice Act) que prohíbe que las compañías comerciales de mantenimiento de jardines “apliquen fertilizantes que contengan fósforo al césped, salvo que esto sea necesario si un estudio demuestra la falta de fósforo en el suelo... ” Esta ley no se aplica a los particulares y hay otras circunstancias en las que las compañías comerciales de mantenimiento del césped pueden aplicar fósforo al suelo. Con respecto al medio ambiente, resulta beneficioso para el interés de todos nosotros reducir la cantidad de fósforo que se aplica al suelo que después pasa a los recursos de agua.