EXTENSIÓN DE LA UNIVERSIDAD DE ILLINOIS

menú

Malezas de hoja ancha en el césped

lawn

Las malezas de hoja ancha arruinan el césped.

Identificar la maleza y tratar de determinar por qué se produjo la invasión es el primer paso para controlar las malezas de hoja ancha en el césped. Las malezas suelen indicar problemas subyacentes. Por ejemplo, la hiedra rastrera invade el césped que está a la sombra mientras que la corregüela de caminos (knotweed) suele indicar que el suelo es muy compacto. Las malezas de distintas variedades crecen juntas cuando el césped no está en las condiciones adecuadas o cuando las prácticas de manejo no son las correctas.

Una vez que se identifiquen las malezas presentes, el segundo paso para controlar las malezas de hoja ancha debe ser revisar las prácticas de cultivo y hacer las modificaciones necesarias para asegurar el desarrollo de un césped de calidad. El objetivo de las buenas prácticas de cultivo es lograr un césped sano y fuerte que resista las invasiones de malezas. Entre estas prácticas se incluye la selección, el establecimiento, la fertilización, el riego y el corte del césped; y el control de los residuos vegetales. Modifique las condiciones que favorezcan el desarrollo de las malezas como reducir la sombra o mejorar las condiciones del suelo.

El tercer paso es deshacerse de las malezas de hoja ancha existentes. Una opción es arrancarlas a mano asegurándose de sacar toda la raíz dentro de lo posible. Existe una amplia variedad de herbicidas para malezas de hoja ancha que se pueden usar en el césped. Aplíquelos solamente a las malezas en crecimiento activo. Las opciones que se encuentran en los centros de jardinería son el 2,4-D (2,4 ácido diclorofenoxyacético); el mecoprop o MCPP (ácido 2-(2-metil-4-clorofenoxy) propiónico); o dicamba (ácido 3,6-dicloro-o-anísico); con combinaciones dobles y triples. Existen otros herbicidas disponibles para las empresas de servicios de jardinería. El manual “Illinois Commercial Landscape and Turfgrass Pest Management Handbook” y la guía “Illinois Homeowners Guide to Pest Management”, que pueden solicitarse a través de la oficina de Extensión, ofrecen información actualizada sobre las malezas y los herbicidas para controlarlas.

Lea atentamente las etiquetas de los herbicidas y siga las indicaciones. Para usar herbicidas para malezas de hoja ancha en el césped hay que tener en cuenta las siguientes pautas:
Evite pulverizar en días ventosos ya que estos materiales pueden dañar las plantas si se provoca deriva (las gotas de asperjado se desvían del césped). Evite pulverizar en días calurosos (más de 85 grados F). Lo ideal es que el suelo esté húmedo, pero que no llueva durante las 24 horas posteriores a la aplicación del producto. No corte el césped ni unos días antes ni unos días después de aplicar el producto. En lugar de pulverizar herbicidas al voleo, considere tratar cada maleza individualmente. Respecto al césped recién plantado espere a cortarlo cuatro veces antes de tratarlo y 30 días antes de sembrar un lugar tratado con herbicidas para malezas de hoja ancha. Lea en la etiqueta la sección sobre los posibles riesgos que implica el uso del producto en el césped sembrado sobre la zona radicular de los árboles (como el dicamba).

La época ideal para tratar las malezas perennes de hoja ancha (como el diente de león) es desde principios hasta mediados de otoño. Así el control será efectivo ya que las malezas se preparan para entrar en estado de latencia y el césped recubre los espacios que dejan las malezas que se mueren durante los días más fríos del otoño. Además, las temperaturas más cálidas aumentan las posibilidades de que el césped se dañe. Para que los herbicidas actúen las malezas deben estar en estado de crecimiento activo, no importa la época del año en que se apliquen.