EXTENSIÓN DE LA UNIVERSIDAD DE ILLINOIS

menú

Malezas gramíneas perennes en el césped

lawn

La festuca alta es un pasto grueso que parece una maleza cuando está mezclada en un césped de poa anual.

Las malezas gramíneas perennes constituyen un problema difícil de resolver respecto al césped. Las opciones de control son limitadas porque las especies de malezas son muy similares a las especies de césped. De hecho, hay muchas malezas gramíneas perennes que no se consideran malezas si no que se consideran pastos cuando crecen solos bajo condiciones diferentes.

Por ejemplo, hay varios pastos perennes comunes que cuando crecen entre la poa de los prados son considerados malezas porque difieren mucho en el ancho de la hoja, en el color o en el hábito de crecimiento. La festuca alta es más gruesa que la poa de los prados y crece en matas muy notorias. La agrostis rastrera, un pasto muy utilizado en las canchas de golf, se convierte en maleza entre la poa anual porque forma manchones de pastos más finos y de color más claro. El pasto zoysia, una especie para césped de estación cálida, se diferencia de la poa de los prados o de otros pastos de estación fría ya que forma manchones de consistencia más gruesa y queda en estado de latencia (color paja) durante la mayor parte de la primavera y el otoño. 

lawn

Nimblewill (Muhlenbergia schreberi)

Existen otros pastos perennes que constituyen problemas frecuentes como malezas. El agropiro común, una especie robusta con tallos subterráneos gruesos (rizomas) puede constituir un problema serio en el césped. El nimblewill, una especie trepadora de estación cálida, aparece frecuentemente en manchones claros entremezclados en el césped.

Para distinguir una gramínea perenne de una anual hay que observar en qué época del año están presentes las plantas establecidas. Las perennes (excepto el nimblewill y el pasto zoysia) aparecen como pastos verdes establecidos a principios de la primavera mientras que la mayoría de los pastos anuales, como la digitaria, no aparecen hasta fines de la primavera o principios del verano. Además, la mayoría de los pastos anuales se mueren en el otoño, pero no sucede lo mismo con los perennes.

Un método de control de estos manchones de malezas es quitarlos a mano. Es importante arrancar toda la planta, ya que muchas tienen tallos subterráneos o superficiales (rizomas o estolones) Estos tallos les permiten a estas especies esparcirse rápidamente, así que si se rompen o si se los corta, vuelven a crecer.

El control químico selectivo no es adecuado para la mayoría de las especies de malezas gramíneas perennes. A diferencia de los herbicidas selectivos que se usan para los pastos anuales (digitaria), los herbicidas no selectivos que se usan para controlar las malas hierbas gramíneas perennes también pueden dañar las especies utilizadas para césped. Por esta razón, no es recomendable aplicarlos sobre el césped salvo que el problema sea de gravedad suficiente como para matar todos los pastos y volver a restablecer el césped. Los manchones de pastos no deseados pueden tratarse con herbicidas no selectivos como el glifosato. Se deberá resembrar con las especies deseadas una vez que las malezas y algunas porciones del césped mueran.

El momento ideal para aplicar producto es a mediados de agosto (fines de julio hasta principios de agosto para el control del nimblewill y del pasto zoysia). El momento ideal para realizar la resiembra es desde fines de agosto hasta principios de septiembre. Si la zona se va a cubrir de panes de pasto después, el período de tiempo para tratar las malezas es más largo. Recuerde que las malezas deben estar en la etapa de crecimiento activo para que el glifosato pueda actuar. Determine si las malezas fueron completamente controladas o no cuando hayan pasado de 10 a 14 días de la aplicación.