University of Illinois Extension


Ayude a su niño a triunfar
La salud de su niño
Retos para los padres
Aprendiendoa llevarse bién
Tiempo para jugar es tiempo divertido
¿Cómo encajer la guardería en tu rutina?

No constestes el teléfono

El teléfono es considerado una fuente de información, de servicio y una manera de mantenerse en contacto con amigos y familiares, pero para un niño el teléfono es un rival de la atención de sus padres.

En alguna ocasión, quizás usted haya experimentado frustración al tratar de mantener una conversación telefónica cuando su niño se encuentra en la misma habitación. No fallará que tan pronto usted levante el teléfono, su niño(a) empezará a competir por su atención.

En lugar de no hacer o decidir no recibir nunca una llamada telefónica, ¿Cuáles son otras opciones que tienen los padres? El primer paso es tratar de entender el problema. Cuando usted está hablando por teléfono, es como si usted está lejos de su niño(a). Usted se sumerge en su conversación telefónica y se "ausenta" del ambiente que lo rodea.
Esta "ausencia" puede causar angustia en los niños. Ellos se sentirán confundidos porque Mamá o Papá no esta allí para ayudarles. Los niños necesitan estar en contacto con sus padres.

Los padres ayudarán a resolver esta situación comprometiéndose con el niño. En primer lugar, acepte que un niño pequeño realmente necesita su atención y no puede aceptar el hecho de que usted está hablando por teléfono. Si su niño(a) está con usted haga sus llamadas telefónicas muy breves. No espere que su niño(a) entienda la situación o que él/ella se comporte bién porque no será asi. Mantenga disponible juguetes, crayones, bloques, plasticina o rompecabezas, todas éstas son actividades que pueden ser desarrolladas en silencio mientras usted habla por teléfono. Tenga suficiente contacto fisico con su niño(a), por ejemplo abracelo y consientalo mientras usted conversa en el teléfono.

Cuando el niño tenga 5 ó 6 años, él/ella puede razonar y entender mejor la situación y podrá manejar mejor la separación momentánea de sus padres. Refuerzo positivo y negativo funcionan bien para modificar el comportamiento de los niños. Un área designada para actividades en la misma habitación donde está el teléfono, ayudará a mantener a su niño ocupado mientras usted está distraído conversando en el teléfono.

Honestidad y honradez también ayudan a que el niño coopere mejor. Si usted dice que nada más le tomará un minuto en el teléfono, pero en cambio habla por un largo tiempo, provocará que su niño se resienta. Muéstrele a su niño que usted cumple con lo que dice.