University of Illinois Extension


Ayude a su niño a triunfar
La salud de su niño
Retos para los padres
Aprendiendoa llevarse bién
Tiempo para jugar es tiempo divertido
¿Cómo encajer la guardería en tu rutina?

Lávese esas manos

Controlar enfermedades de la niñez no es nada divertido, especialmente cuando éstas se propagan de un miembro de la familia a otro.

Aunque es imposible evitar la propagación de enfermedades contagiosas, un simple hábito de higiene puede reducir la propagación de enfermedades en su casa. Ese simple hábito es el lavado apropiado de las manos.

Lavarse las manos ayudará a controlar la propagación de infecciones de en vías respiratorias, tales como resfriados y gripe, así como enfermedades gastro-intestinales.

Cuando lavarse las manos
Todos los días, varias veces al día, es el momento para lavarse las manos. Sin lugar a dudas, el mejor momento para lavarse las manos es cuando ellas están sucias. Aquí tiene otros momentos específicos en los que los miembros de su familia deben lavarse las manos:

  • Antes de comer, beber o merendar.
  • Después de usar el sanitario.
  • Después de jugar al aire libre.
  • Después de jugar con mascotas.
  • Después de toser, estornudar o sonarse la nariz.

Los padres también deben lavarse las manos

  • Antes de preparar y servir comida, o comer.
  • Después de cuidar de un niño enfermo (especialmente si le limpia los ojos o la nariz.)
  • Después de cambiar el pañal de su niño(a)
  • Después de limpiar o suciedad.
  • Después de ayudar a su niño(a) a usar el sanitario.
  • Después de limpiar líquidos derramados.
  • Después de otras actividades de limpieza.
  • Después de fumar.

Como lavarse las manos

Los padres pueden enseñar a sus hijos a mantener las manos limpias practicando estos cuatro pasos simples:

  1. Mójese las manos con agua tibia cayendo del grifo o en movimiento.
  2. Póngase jabón en las manos y haga una capa espumosa por 20 segundos (cante una canción) y lávese la parte interna y externa de las manos, muñecas, entre los dedos y debajo de las uñas.
  3. Enjuáguese las manos con agua tibia que esté corriendo de la llave.
  4. Séquese bien las manos con una toalla limpia.

¿Te lavaste las manos?
Los padres quizás oigan repetir esta pregunta una y otra vez durante el día, "¿Te lavaste las manos?" Tiene sentido higiénico y es muy saludable fomentar que, a una temprana edad sus niños se laven las manos adecuadamente.