University of Illinois Extension

El estrógeno y la osteoporosis

Uno de los factores de protección para las mujeres es la producción de estrógenos durante los años de fertilidad. A medida que las mujeres comienzan a envejecer la menstruación se detiene y el cuerpo deja de producir estrógenos. El estrógeno es una hormona que ayuda a prevenir la osteoporosis.

El riesgo de padecer osteoporosis a veces aumenta en las mujeres cuyos ciclos menstruales son irregulares. Lo mismo les sucede a las atletas que padecen amenorrea (ausencia del período menstrual). Cualquier cambio en el ciclo menstrual es señal de niveles bajos de estrógeno lo que puede derivar en osteoporosis.

Incluso en los casos en los que no se presentan fracturas de huesos cuando las mujeres son jóvenes, los niveles de estrógenos bajos durante la etapa clave de desarrollo óseo, durante la preadolescencia, puede afectar la densidad de los huesos para toda la vida. Algunos estudios indican que el desarrollo óseo que no se pudo logra en esas etapas no se recupera nunca.