University of Illinois Extension

¿Y el ejercicio?

Ya dijimos que la actividad física sirve para fortalecer los huesos y prevenir la osteoporosis. La actividad física es vital para tratar y prevenir la osteoporosis en todas las etapas de la vida. El ejercicio no sólo mejora la salud ósea sino que fortalece los músculos, mejora la coordinación y el equilibrio y contribuye a la salud en general.

Los ejercicios de soporte de peso son los indicados para mantener los huesos sanos. En este tipo de actividad física el cuerpo trabaja en contra de la gravedad. Entre estos ejercicios se incluyen las caminatas, el senderismo, correr, subir escaleras, el tenis, el baile y levantar pesas. La natación y el ciclismo no son ejercicios de soporte de peso.

Antes de iniciar cualquier rutina de actividad física, consulte con su equipo de atención médica para que le sugieran el tipo de ejercicio adecuado para usted. La recomendación actual es hacer actividad física todos los días durante 30 minutos como mínimo. Es posible que esto suene como algo imposible para quienes siempre han sido sedentarios.

La clave es empezar de a poco. Si usted decide comenzar a caminar y la primera vez que sale sólo avanza una cuadra, ese ya es un buen comienzo. Propóngase caminar todos los días y aumente gradualmente la duración y la distancia de las caminatas. Seguramente llegará pronto a los 30 minutos e incluso podrá ir por más.

Es normal sentir alguna molestia o algún dolor leve después de haber iniciado una rutina de actividad física nueva, pero esto no debe durar más de 48 horas. Si después de hacer ejercicio, siente mucho dolor o si las molestias duran más de 48 horas, no se exija tanto. Si siente dolor en el pecho, suspenda la actividad y llame al médico.

Recuerde vestirse cómodo, usar zapatos buenos y llevar siempre consigo algún tipo de identificación. Seguramente descubrirá que hacer ejercicio acompañado por alguien más es más divertido y factible. ¡Los demás lo motivarán!

PRECAUCIóN: Si usted tiene osteoporosis o baja densidad ósea (osteopenia) consulte con su médico antes de iniciar una rutina de actividad física.