University of Illinois Extension

Recetas

Valores Nutricionales

Porciones 12
Cantidad por Ración
Calorías 331
%Valor Diario*
Grasas Totales 18g 28%
Grasas Saturadas 7g 35%
Colesterol 106mg 35%
Sodio 284mg 12%
Total Carbohidratos 30g 10%
Fibra Alimentaria <1g 4%
Azúcares 24g
Proteínas 11g
Vitamina D 10% Calcio 42%
* Los porcentajes de Valores Diarios estan basados en una dieta de 2,000 calorías.
         

Cheesecake de ricota de mamá

Ingredientes

Instrucciones

Masa:

Colocar la rejilla del horno del medio para abajo y precalentar a 325º F.
Con un cepillo pasar la margarina por la base de un molde redondo. Combinar las migas de galletitas graham y el resto de la margarina en un bol de tamaño mediano, guardar un poco de margarina para untar en los bordes del recipiente. Colocar la mezcla de migas en el molde y aplastarlas. Hornear hasta dorar, aproximadamente 13 minutos. Pincelar los bordes del recipiente con el resto de la margarina y dejar enfriar la masa.

Relleno:

Utilizar una batidora eléctrica o una procesadora para lograr que la ricota tome una consistencia cremosa. Agregar las yemas, el azúcar, el ron, la harina, la ralladura de limón, la sal y el extracto de vainilla. Batir o procesar durante un minuto.

En un bol limpio, batir las claras de huevo a velocidad rápida hasta que tomen la consistencia de merengue. Incorporar las claras a la mezcla de ricota. Verter toda la preparación en la masa ya fría.

Hornear hasta dorar. Aproximadamente 1 hora y 15 minutos o hasta que alcance los 150º F. Los bordes de la tarta deben estar firmes y el centro cocido. Pasar un cuchillo por los bordes de la masa para facilitar el desmoldado. Enfriar a temperatura ambiente durante 2 horas y media a 3. Luego refrigerar durante 5 horas como mínimo o durante 2 días.

Desmoldar. Dejar reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos aproximadamente. Cortar en porciones y servir.

Consejo: Se puede utilizar una masa para tarta de galletas graham en molde (y evitar el uso del molde redondo) y los huevos se pueden batir sin separarlos. La tarta no saldrá tan esponjosa, pero sí sabrosa.

print