University of Illinois Extension

Cuidado Despu├ęs de Plantar

Materia Orgánica

mulching

La materia orgánica proporciona muchos beneficios. Ayuda a que el jardín se vea bonito, ayuda a conservar la humedad, retraza el crecimiento de malas hierbas y regula la temperatura del suelo. Hay una gran variedad de materiales que se pueden usar como materia orgánica. Por ejemplo, corteza, pasto seco, residuos de varios tipos. La materia orgánica no se debe aplicar cerca o junto a la corona de la planta, para evitar problemas de coronas en la raíz. Deje que entre aire entre la materia orgánica y la corona de la planta.

A las plantas perennes o permanentes nuevas se les aplica alrededor de 2 pulgadas de materia orgánica. Materia orgánica adicional se agrega anualmente, de acuerdo a las necesidades de manera que la profundidad de siembra no pase de 2 pulgadas. Agregue materia orgánica en primavera, cuando los suelos han descongelado o se hayan calentado. La mayoría de plantas perennes no necesitan materia orgánica en invierno si se han preparado apropiadamente y el suelo tiene buen drenaje. La excepción, son plantas perennes que se han transplantado a finales de otoño. Si esto pasa, una aplicación de 3 a 4 pulgadas de materia orgánica compuesta de paja, o pedazos de madera (astillas), después de que el suelo se haya congelado, ayuda a evitar el daño por heladas.

Riego

El riego es una parte vital para ayudar a las nuevas plantas perennes a establecerse en el jardín. Riegue las plantas (hasta casi inundarlas) luego de haberlas plantado y luego revise regularmente para evitar que se sequen. La aplicación de materia orgánica ayuda a reducir la frecuencia de riegos. La regla que sigue siendo aceptada generalmente, es una pulgada de agua (de riego) por semana. Los riegos menos frecuentes, pero más profundos estimulan para que las raíces de las plantas profundicen y como resultado resisten mejor condiciones de sequía.

La forma más común y eficiente de regar plantas perennes es usar mangueras mojadoras (regadoras). Muchos horticultores en los Estados Unidos, ponen la manguera en el suelo y la colocan como si fuera una culebra y la dejan durante el verano. Cuando necesitan regar, conectan la manguera a una fuente de agua y la activan. Para que no se mire la manguera, se entierra un poco en la tierra.

Fertilización

fertilizing

La mayoría de plantas perennes no necesitan mucho fertilizante si el suelo se ha preparado adecuadamente. Muchas plantas perennes sobre fertilizadas producirán muchas, pero pocas y blandas flores. Muchas veces las flores de las plantas perennes se enrollan o se abren cuando se aplica demasiado fertilizante.

Como regla general, y a menos que un examen de suelos lo indique, las plantas perennes se benefician con una libra de Nitrógeno por cada 1000 pies cuadrados. Fertilizantes granulados con una formula 12-12-12 (triple doce), 10-10-10 (triple diez), 5-10-5 o similar son suficientes.

Control de Malas Yerbas

Las malas yerbas que aparecen en huertos de plantas perennes son mejor controladas con limpias superficiales. Si las malas yerbas son perennes por naturaleza, se necesitan un control inmediato para que no se propaguen demasiado. Las limpias son claves, o se puede hacer una aplicación selectiva y dirigida de glyophosphate (Round-up) a las malas yerbas. Use una brocha de esponja para hacer las aplicaciones, de esta manera se evita dañar a las plantas perennes alrededor de las malas hierbas.