University of Illinois Extension

Reproduciendo Plantas Perennes

Una tarea de mantenimiento común en un jardín de plantas perennes es reproducirlas o dividirlas. No hay ninguna regla para saber cuando dividir las plantas perennes. Algunas plantas perennes necesitan ser divididas cada 3 ó 5 años, algunas cada 8 ó 10 años, y algunas ni siquiera necesitan ser divididas.

dividing roots

Las plantas perennes le mandarán señales para que usted sepa que necesitan ser reproducidas o divididas. Las señales incluyen: la floración se reduce y las flores se ponen más pequeñas, el centro de la planta muere dejando un hoyo rodeado de flores, la planta pierde vigor, las plantas empiezan a doblarse, o rajar sus tallos o solamente pueden desarrollar sus orillas. Estas son las señales que se deben buscar, en lugar de buscar las fechas en el calendario.

Si la reproducción o división es necesaria, se prefiere hacerlo en primavera. Algunas perennes con raíces carnosas tales como la amapola, peonía, y lirios se dividen mejor desde finales del verano hasta inicios de otoño.

La división comienza generalmente cuando el crecimiento termina en primavera. El proceso empieza cavando alrededor de la planta y luego levantando toda la planta de la tierra. Entonces, usando una navaja o un cuchillo bien afilado, corte la mata en cuatro pedazos de modo que cada pedazo sea del tamaño de una perenne del tamaño de un galón.

dividing rhizomes

Deseche el centro viejo o muerto y corte cualquier parte dañada de la raíz. Las divisiones (cortes) deben ser mantenidas húmedas y sombreadas mientras prepara el nuevo sitio para plantar. Después de replantar, riegue y proteja las divisiones para que no se sequen.

La división no es tan complicada. Algunas perennes pueden ser más difíciles de dividirse que otras debido a su sistema muy desarrollado de raíces. La división tiene como objetivo fundamental, el rejuvenecimiento de las plantas perennes, de manera que sigan produciendo en la forma que se planeó. Muchos jardineros han aprendido que el proceso de división es más traumático para los jardineros que para las plantas perennes.