University of Illinois Extension

Obteniendo ayuda adicional

Hay épocas en que los padres pueden pensar buscar ayuda adicionalpara sus niños. Ciertos comportamientos que se observan regularmente pueden indicar que ayuda adicional es necesaria. Cada uno pasa por esos días difíciles para concentrarse, así que hay que poner atención a esos comportamientos que demuestran un patrón constante.

Algunos niños se distraen fácilmente por cosas que ocurren alrededor de ellos. Es difícil para ellos mantenerse concentrados. Ruido, movimientos y el panorama que ven a su alrededor pueden requerir su atención. Ellos están más interesados en lo que está pasando a su alrededor. Los niños pueden no ser capaces de resistir ver lo que quieren. En su descanso diario, planee un descanso para soñar.

Al pequeño José le gusta hablar con cualquier persona que esté a su alrededor. Su reporte de la escuela siempre dice que él habla demasiado con otros. Es fácil observar al niño desorganizador. Éste es quien habla con sus amigos, hace bromas a todos, se mueve mucho en su asiento, o encuentra cualquier excusa para levantarse y caminar alrededor. Cory también tiene problemas de atención, pero se mueve despacio. Él mira detenidamente al pájaro que construye un nido fuera de la ventana, o sueña despierto con jugar pelota más tarde.

Memorización, lectura lenta, y no contestar bien un examen en clase son otras señales que indican que, ayuda adicional puede beneficiar. Este niño puede discutir el contenido y puede saber el tema, pero no puede retener la información. Si el niño se queja regularmente de dolores de estómago antes de ir a la escuela, o se frustra fácilmente cuando es hora de hacer la tarea, los padres querrán buscar la causa.

Los niños aprenden habilidades sociales en la escuela así como también habilidades académicas. Aunque no todos los niños necesitan docenas de amigos, cada niño necesita aprender cómo llevarse bien con sus compañeros.

Cuando usted tiene preguntas sobre cómo conseguir ayuda adicional, hable con el profesor. Los padres y profesores pueden trabajar juntos para crear un ambiente donde los niños aprendan mejor. A veces, un tutor puede proporcionar la ayuda individual que un niño necesita. Las dificultades pueden ser causadas por razones físicas. Problemas de visión y de audición pueden hacer que el niño se muestre agitado o distraído.

Hay muchas otras razones que el médico puede diagnosticar para las dificultades en la escuela. En otros casos, los padres pueden encontrar las actividades para que sus niños puedan sobresalir y sentirse confiados de sí mismos en la escuela.

No es necesario que cada niño entregue un ejercicio de escritura perfecto, pero es importante que cada niño crea en sí mismo. Entienda el estilo de aprendizaje de su niño. Usted puede entonces proporcionar experiencias de aprendizaje y el método eficaz para mejorar el aprendizaje de su niño.

Finalmente, sea paciente. Querer mejorar y ayudar a su niño es un proceso. Desarrolle una actitud de equipo con su niño, su profesor, y usted.