University of Illinois Extension

¿Qué Comeremos Hoy?

Los niños pequeños, como todos nosotros, comen porque les da hambre.

Pero también expresan sentimientos a través de comer.

Es común que el apetito de un niño varíe de una a otra comida o de un día a otro. Qué tan rápido está creciendo, qué tan activo es, y su salud en general afectan cuánto comerá.

Los niños se diferencian por sus necesidades de comida y sus propias sensaciones respecto a la comida. Algunos comen muy bien, mientras que otros son melindrosos. Algunos niños comen siempre comidas grandes; otros comen cantidades pequeñas durante el día. Dada la oportunidad, la mayoría de niños hacen un buen trabajo al comer la comida que necesitan.

Qué Puede Esperar

Los niños a menudo se oponen a probar nuevos alimentos. Intente ofrecer algo nuevo al principio de la comida, cuando su niño tiene más hambre.

No fuerce un alimento nuevo, sino ofrézcalo más de una vez. (Usted necesita ofrecer hasta diez veces antes de que su niño ¡intente probarlo!) Otra forma de dar a probar una nueva comida es a través de comidas favoritas.

Aunque los niños pueden decir no a las nuevas comidas, a ellos les gusta la variedad. Sirva frutas, vegetales, leche, carne, queso, cereales, panes, y postres en porciones pequeñas para los niños (sin embargo, no todo esto es ¡una comida!).

Todos los niños comen en desorden y se les derrama la comida a menudo. Aprender maneras de cómo comportarse en la mesa y cómo usar los cubiertos (cuchara, tenedor, etc.) adecuadamente toma tiempo, puede usar cubiertos pequeños y de plástico para los niños, así como también vasos desechables para evitar quebrar los de vidrio. También revise que el área alrededor de la mesa sea segura, y evite usar artículos costosos que su niño podría dañar fácilmente. Sea paciente, y dé un buen ejemplo con sus propios hábitos de comer.

“Exigencias de comida" – exigir las mismas comidas cada día es común entre niños de 18 meses a 3 años de edad. Su niño puede desear tallarines para el desayuno, tallarines para el almuerzo, y tallarines para la cena. Una vez más sean pacientes, incluso si están cansados de servir la misma comida. La situación cambia generalmente en algunas semanas. No se ponga a pelear con las cosas favoritas de su niño –solo asegúrese de ofrecerle otros alimentos también.

Motivar Comer Bien

eating toddler

Usted puede estar seguro que su niño comerá cuando tenga hambre –incluso si no come tanto como usted quisiera.

Su trabajo es proporcionar alimentos nutritivos que promueven buena salud. Luego, debe permitir que su niño decida cuánto e incluso si quiere o no comer.

Motive comer bien proporcionando comidas atractivas y meriendas en una forma que su niño pueda manipular (por ejemplo pedazos pequeños para pequeños dedos, o alimentos suaves que no toman mucho tiempo masticar).

Para un niño, planee tres comidas y meriendas sanas de modo que coma cada dos o tres horas. En la medida que crece, los tiempos entre comidas pueden prolongarse más. Usted necesitará hacer ajustes en la cantidad de alimento que sirve y el número de veces al día. Usted también querrá fijar algunos límites. (Por ejemplo, no permitirá una merienda antes de comida para un niño preescolar). Usted puede también ayudar a su niño a tener un apetito sano, asegurando una disciplina regular.

Sirva las porciones de acuerdo al tamaño del niño, para que pueda terminar antes de estar demasiado lleno. Una buena regla es una cuchara de sopa llena de alimento por cada año de edad. (Por ejemplo, un niño de 3 años de edad necesitaría tres cucharas de cada alimento nutritivo.) Su niño puede oponerse si usted le sirve más de lo que quiere o piensa comer. Comience con pequeñas cantidades – siempre tenga la alternativa de servir por segunda vez, si se come toda la primera porción.

Si Su Niño Rechaza Comer

Si su niño no come con frecuencia, tenga presente estos pequeños consejos:

  • No fuerce a su niño comer si no está hambriento. Un niño que está pasando por una época de crecimiento lento o que ha sido inactivo o enfermo puede no tener hambre.

  • Planee meriendas cuidadosamente. Si come una merienda poco antes de cualquier comida, su niño no tendrá hambre cuando sea tiempo de sentarse a comer. Incluso para un niño que tiende a comer cantidades pequeñas durante el día, trate de darle porciones más grandes en los tiempos de comida.

  • Ofrezca opciones de lo que le gusta a su niño tan seguido como sea posible. Por ejemplo, pregunte, " ¿Desea comer una manzana o uvas para la merienda de la tarde?"

  • Muestre un buen ejemplo. Los niños son grandes imitadores y miran lo que usted hace –así que ¡cómase sus zanahorias!

  • Tenga presente que aún con sus mejores esfuerzos, pueden haber ocasiones en que su niño no comerá. Esto no es raro en preescolares. Esto puede pasar algunas veces, no necesita preocuparse.

Qué Evitar

Para ayudar a su niño a aprender a comer de manera sana, recuerde estas sugerencias:

  • Evite usar la comida como método pacificador o recompensa para un comportamiento. Evite exigir, pedir, o hacer juegos con la comida. Proporcione un tiempo agradable y coma con su niño.

  • Evite ofrecer demasiados líquidos, como jugo o leche, durante una comida. El líquido puede llenar el estómago de su niño, y no dejará espacio para la comida.

  • Evite carreras para el tiempo de comidas. Toma 20 minutos al cerebro asimilar e informar a todo el cuerpo que ha satisfecho su hambre. Los niños que comen lentamente son los que probablemente no coman con exceso.

Haciendo Del Tiempo De Comidas Un Buen Tiempo

Las comidas deben ser una experiencia agradable para adultos y niños.

Aunque los horarios se muestren muy ocupados o difíciles, trate de planear comidas para que su niño no coma solo. Incluya a su niño en una conversación agradable mientras coman juntos. Esto ayudará a crear una sensación de calor, amor y seguridad. Elimine las distracciones, incluyendo televisión; concéntrese solamente en la comida. Los niños que comparten tiempos de comida con otros, tienden a comer cantidades apropiadas de comida e inclusive de digerirlas mejor.

  • Estas ideas le ayudarán a hacer sus tiempos de comida agradables y ayudarán a su niño a aprender cómo actuar mientras come.

  • Tenga la comida lista cuando su niño venga a la mesa; si tiene que esperar, se entretendrá jugando.

  • Enseñe las reglas de cómo comportarse en la mesa, pero no sea demasiado exigente: por ejemplo, niños pequeños no pueden esperar sentados perfectamente.

  • Enseñe el uso de la cuchara, tenedor, y cuchillo en la medida que su niño crece y desarrolla.

  • Observe el buen comportamiento y elógielo.

  • Haga los tiempos de comida agradables. No permita discutir o regañar, y utilice voz firme sin gritos para dar instrucciones.

Permitiendo Que Sus Niños Ayuden

Los niños estarán más interesados en comer cuando se involucran para preparar las comidas.

Vea esta actividad como una aventura, y deje a su niño hacer tareas que pueda realizar de acuerdo a su edad. Los niños de 2 y 3 años de edad pueden ayudarle con estos trabajos y muchos otros:

  • Ayudar a limpiar la mesa, especialmente su propio espacio (pero tenga cuidado con artículos frágiles o pesados)

  • Limpiar la mesa y el mostrador

  • Lavar las frutas y vegetales

  • Poner la basura en su recipiente

  • Mezclar ingredientes

  • Abrir los paquetes

Asegúrese de supervisar a su niño en estos trabajos, y revise que cualquier artículo peligroso esté fuera de su alcance. Elija tareas que se ajusten a las habilidades de su niño y demuéstrele qué hacer cuando está aprendiendo. Haga que limpie donde ha trabajado. Use un delantal para mantener la ropa limpia, y lávese las manos antes de preparar o tocar cualquier alimento y platos, es importante.

Libros Para Leer

Leer libros de comida o alimentos con usted puede ayudar a su niño a probar alimentos nuevos o, a interesarse más en los tiempos de comida. Investigue en su biblioteca pública o librería local para saber si tienen estos libros:

  • Los Osos De Berenstain Y Demasiada Comida Rápida por Berenstain, Stan y Jan (Random House, 1986).

  • Gregory, El Terrible Comedor de Mitchell Sharmat (Scholastic, 1980).

Si usted quiere más información sobre cómo ayudar a su niño a aprender a comer saludable, busque estos libros:

  • Un Inicio Saludable de Maria Abbott Hess, Anne E. Hunt, y Barbara M. Stone. (Holt, 1990).

  • Cómo Hacer Que Su Niño Coma... Pero No Demasiado por Ellyn Satter (Publicado por Bull,1987).