University of Illinois Extension

Aprendiendo a Decir Adiós

Es hora de ir a trabajar, o usted necesita dejar a su niño con alguien por algunas horas.

Mientras intenta caminar para salir, su niño comienza a llorar, golpear con el pie, y molestar. Usted puede sentirse culpable de dejarlo y avergonzado de que su niño está actuando de esa manera. Pero, ¿Qué puede hacer?

Tan mal como esto pueda hacele sentir, recuerde que el comportamiento de su niño es normal. A los niños pequeños no les gusta estar lejos de los padres, pero necesitan aprender a decir adiós.

Su niño necesita oportunidades para aprender que aunque usted lo deje, usted va a regresar por él/ella. Recuerde también, que esas rabietas (o berrinches) son una muestra que su niño le ama. Mientras los niños aprenden que un padre que se está yendo volverá, comienzan a sentirse más seguros, y despedirse llega a ser más fácil.

Cómo Hacer Las Despedidas Más Fáciles

Hay algunas cosas que usted puede hacer para ayudar a su niño a prepararse para que pueda dejarlo.

saying goodbye
  • Explíquele a su niño qué significa esperar. Explíquele qué sucederá mientras usted no está con él/ella:"Vas a ir con la abuela. Ella preparará galletas contigo hoy."

  • Dígale a su niño cuándo regresará. Utilice un periodo de tiempo que pueda entender, por ejemplo, después de una actividad rutinaria: "Estaré de regreso cuando tu despiertes de tu siesta."

  • Si está llevando a su niño algún lugar lejos de casa, déjele tomar una colcha o poncho, o un juguete preferido. Cualquier cosa familiar ayudará a su niño a disminuir sus temores.

  • Dígale a su niño que usted está saliendo —no desaparezca sin hablarle. Esto ayudará a su niño a desarrollar la seguridad que necesita, y hará la despedida más fácil para futuras ocasiones.

  • Mantenga su adiós corto. Déle a su niño un abrazo y un beso rápido, después váyase. Las despedidas largas pueden hacer las cosas más difíciles.

  • Siga una rutina. Si usted deja a su niño cada día, decir adiós de la misma manera le ayuda cada vez a saber qué esperar y sentirse más seguro.

  • Llame si algunos planes cambian o si usted se va a retrasar para recogerle, así su niño no va a tener preocupación o se asustará de no verle regresar. Estar en contacto desarrollará confianza.

Qué Hacer Si Se Siente Preocupada

Aunque puede haber algunas lagrimas cuando usted se va, recuerde que su niño probablemente jugará feliz después de unos pocos minutos.

Si está molesta o preocupada al dejar a su niño, usted puede hacer algunas cosas para reducir su preocupación.

  • Dígale a la persona que cuidará a su niño de cualquier necesidad especial o deseos que su niño tiene, por ejemplo un animal de peluche que usa para la siesta, una merienda especial, o una historia preferida.

  • Después de que usted llegue a su destino, llame a esa persona para ver cómo está su niño.

Qué Hacer Cuando Usted Regresa

Regresar a ver a su niño debe ser una buena experiencia.

Hay formas de hacer este momento importante una parte para aprender a despedirse:

  • Cuando usted vuelve, tome algunos minutos para dar a su niño una atención especial: "Tomás, ¡estoy alegre de verte! Déjame ver tu rompecabezas."

  • Comparta con su niño qué pasó mientras estuvieron separados.

  • Pregunte a la persona de la guardería cómo estuvo su niño durante ese tiempo. Descubra lo que hizo su niño mientras se quedó en la guardería infantil y así poder hablar de él juntos.

  • No sé sorprenda si su niño le ignora. Recuerde, puede estar ocupado jugando o puede todavía estar enojado porque lo dejó. Su niño todavía está aprendiendo a decir adiós.

Qué Hacer Si Estará Ausente Durante Mucho Tiempo

Puede haber ocasiones cuando la separación es más difícil para usted y su niño. Algunas veces, los padres deben estar fuera de casa por varios días. Para hacer las separaciones largas más fáciles, use estas ideas:

  • Déle a su niño fotos de los miembros de la familia para que las vea mientras está ausente.

  • Deje el suéter preferido de mamá o la camiseta de papá; un artículo familiar confortará a un niño.

  • Grabe la historia preferida de su niño en un cassette para escucharla mientras está ausente.

  • Llame a su niño mientras usted está ausente, pero tenga presente que oír su voz puede molestarse.

  • Cuando los niños tienen momentos difíciles por las ausencias de los padres, pueden mostrar preocupación, pérdida, cólera, agarrarse de algo, mostrar mal comportamiento, chuparse un dedo de la mano, o pequeños accidentes en el baño. Recuerde que toma tiempo aprender a aceptar el cambio. Tenga confianza y paciencia, con el tiempo ellos aprenderán a decir adiós.

Recursos De Ayuda

Los libros pueden ayudar algunas veces a los niños a entender a decir adiós. Usted puede leerle a su niño uno o más libros mencionados aquí. Investigue en su biblioteca o librería local para saber si tienen éstos y otros libros acerca de despedidas.

  • La Colcha de Ann Marie por Joanne Barkan (Serie Educativa de Barron, 1993).

  • Te Amaré Por Siempre por Roberto Munsch (Libros de Firefly, Ltd., 1986).

  • Primer día en la Guardería Infantil por Ellen Weiss (Simon & Schuster, División de Publicaciones para Niños 1996).

  • ¿Volverá Usted Por Mí? por Ann Tompert (Albert Whitman & Company, 1988).