University of Illinois Extension

Cuando Todo Lo Que Escucha Es "¡No!"

Usted pide a su niño de 2 años de edad que venga donde usted está.

Él / ella le mira, mueve su cabeza, y grita " ¡no!"

Usted le dice a su hijo de 18 meses de edad que se mantenga alejado del gabinete. Mirándole, él/ella abre la puerta del gabinete. ¿Qué debe hacer? Cuando ustedes enfrentan desafíos como estos siendo padres, recuerden:

  • Todos los niños pasan por etapas que son difíciles de manejar para los padres.

  • La mayoría de niños de 2 años de edad dicen no y desean hacer cosas a su manera. Éste es un comportamiento normal.

  • Aprender a decir no es importante. Cuando su niño sea mayor, usted quisiera que pueda decir no en situaciones como, drogas o cuando se involucran en cualquier problema.

Porqué Su Niño Es Negativo

toddler shy

Los niños de 2 años de edad están aprendiendo a pensar.

Tienen opiniones e ideas. Desean hacer cosas en su propia manera. Han aprendido cómo decir no y pueden oponerse físicamente a lo que no desean. Pero siguen siendo demasiado pequeños para entender cómo sus acciones afectan a otros, ver el peligro, y pensar antes de actuar.

Es importante que los niños lleguen a ser independientes. Quisiéramos que crecieran y siguieran sus propias ideas. Pero debemos mantener seguros a nuestros niños. También debemos enseñarles a considerar las necesidades de otros, poner atención a los padres en cosas importantes, y decir no de maneras aceptables.

 

¿Qué Es "Normal?"

Los niños pueden oponerse de diferentes maneras. Mientras su niño es más independiente, puede decir no haciendo cualquiera de todas estas cosas:

  • Estar en desacuerdo y no compartir su opinión rechazando su petición
  • Hacer lo contrario de lo que usted desea

  • Ignorarle

  • Rechazarle e irse con alguien más

  • Empujarle cuando desea abrazarle o besarle

  • Correr lejos de usted

  • Ir a la calle u otro lugar inseguro

  • Hacer algo después de decirle no

Usted puede observar comportamientos como estos cuando su niño cumple su primer año. Puede suceder más y más antes del segundo cumpleaños. A esta edad, la mayoría de niños todavía no tienen buenas habilidades de lenguaje. Generalmente, mal interpretan lo que los padres quieren que hagan, y no pueden usar muchas palabras para expresar sus sensaciones y necesidades.

La mayoría de niños gradualmente cooperan más entre 3 y 5 años de edad. Pueden pensar y recordar mejor. Aprenden más a usar y escuchar palabras. Controlan mejor sus emociones y comportamientos. Y aprenden lo que los adultos esperan de ellos.

Qué Puede Hacer Para Ayudar

Usted no puede impedir que su niño sea negativo alguna vez.

Recuerde, es una parte normal de su crecimiento. Pero hay formas de ayudar a su niño y a usted mismo durante los años en que siempre dicen "no".

Cambie la situación. Un niño que está bajo presión puede ser más negativo de lo usual. Usted puede ayudar en casos como éstos.

  • Cuando su niño está cansado o con hambre. Ir a la cama a la hora regular y proveerle una comida y meriendas nutritivas puede ayudar a su niño a tener más control.

  • Cuando su niño está enfrentando nuevas situaciones. Por ejemplo, si su hijo está comenzando a ir a una nueva guardería infantil durante el día, no es buena idea tratar de quitarle el pacificador. Déle tiempo a su niño para ajustarse a un cambio antes de iniciar otro.

  • Cuando su niño está aburrido. Darle un nuevo juguete o una nueva experiencia puede llamar su atención.

  • Cuando su niño está enfermo. Un niño que está enfermo o en recuperación puede comportarse más negativo. Trate de entenderle.

Proteja a su niño y a otras personas. El deseo normal de un niño de ser independiente a veces es peligroso. Usted necesita detener inmediatamente cualquier tipo de comportamiento si éste puede lastimar a alguien. Hable sobre cómo se siente su niño mientras detiene el comportamiento peligroso. Por ejemplo, diga, "Sé que deseas el juguete, pero no puedes golpear a tu hermano. Golpear duele." O diga, "Sé que es divertido correr, pero no puedo dejar que corras en la calle. Un carro puede golpearte."

Anime la cooperación. Su niño probablemente haga lo que usted dice si utiliza una de las siguientes estrategias:

  • Pregunte en vez de decir. Diga "¿Me puedes dar el libro, por favor?", en lugar de exigir "Tráeme el libro."

  • Explique claramente lo que usted quiere que su niño haga. Diga "Vamos a poner los bloques en el estante" en lugar de "Pongamos los juguetes lejos de aquí."

  • Diga a su niño qué hacer en vez de qué no hacer. Diga y demuestre cómo " tocar suavemente al gato "en vez de decir “No lastimes el gato."

  • Haga peticiones razonables. Por ejemplo, un niño pequeño puede encontrar más fácil cambiar un juguete por otro que dar el que tiene y quedarse sin nada para jugar. Enséñele palabras a su niño para que exprese sus emociones o decir lo que él desea. Por ejemplo, mientras tranquilamente controla los gritos de su niño y lo saca del supermercado, dígale "estás realmente enojado porque no puedes agarrar galletas." O enséñele a su niño a decir "Esto es mío" en vez de golpear a su amigo que intenta quitarle un juguete.

  • Sea consistente. Su niño se confundirá si lo hace recoger los juguetes un día pero no el siguiente.

Tome Cuidado de sí mismo. Para ser un padre eficaz, necesita pensar en sí mismo y en su niño también.

  • Trate de mantener las acciones de su niño en perspectiva. Si el niño fuera alguien diferente y no su propio niño, ¿Estaría usted muy enojado por su comportamiento?

  • Piense porqué su niño está actuando de la forma que lo hace, en lugar de ponerse enojado. Esto le ayudará a pensar otras maneras de ayudar a su niño.

  • Encuentre maneras de reducir su propia tensión. Pida a alguien en quien confía que cuide a su niño mientras usted camina por un momento, un baño o toma tiempo para relajarse.

  • Reconozca sus límites. Pida ayuda a otros cuando se sienta ansioso o necesita un descanso.

Si Hay Un Verdadero Problema

Todos los niños crecen y se desarrollan a su manera y a su propia velocidad.

Pero algunas familias enfrentan problemas de comportamiento que necesitan ayuda externa. Debe preocuparse y preguntarle a su doctor dónde encontrar ayuda si está sucediendo una de estas situaciones:

  • Su niño continúa actuando de la misma manera durante mucho tiempo y usted se siente en el final de cuerda. Un doctor u otro profesional puede probablemente darle algunas nuevas ideas.

  • Su niño parece enojado o triste por mucho tiempo y frecuentemente no se siente feliz. Un profesional puede descubrir si hay un problema médico.

  • Su niño generalmente no puede controlarse después de 15 ó 20 minutos de estar decepcionado. A veces una nueva idea de un profesional puede realmente ayudarle a cambiar lo qué está sucediendo con su niño.

Obteniendo Más Información

Hay muchos libros para ayudar a su niño a aprender más a cerca de por qué los niños actúan de la manera que lo hacen. Pregunte por estos libros en su biblioteca o librería local:

  • Niños y Padres- Toddlers and Parents- de T. Berry Brazelton, M.D. (Delta/Seymore Lorenzo, 1989).

  • Puntos a Tocar - Touchpoints de T. Berry Brazelton, M.D. (Addison-Wesley, 1992).

  • La Vida Emocional del Niño-The Emocional Life of the Toddler de A.L. Liberman (Free Press, 1993).

A los niños generalmente les gusta escuchar historias sobre sus frustraciones. Estas historias también pueden ayudarle a mantener su ¡sentido de humor! Trate de leer estos libros a sus niños:

  • El Conejo Fugitivo por Margaret Wise (Harper Collins, 1942).

  • Donde Están Las Cosas Salvajes por Maurice Sendak (Harper Collins, 1963).

  • Alexander y el Terrible, Horrible, Malo, Muy Mal Día por Judith Viorst (Atheneum Press, 1972).