University of Illinois Extension

Hierbas aromáticas

La hora de las hierbas aromáticas

Las hierbas aromáticas resaltan el sabor de las comidas. Las hojas y algunas semillas de las plantas aromáticas (ver cuadro) pueden usarse para condimentar o perfumar distintos platos. También se cultivan por sus flores coloridas y su follaje.

Las hierbas aromáticas pueden cultivarse en diferentes recipientes en interiores o a la intemperie en huertas, canteros o patios. Ubique las plantas aromáticas perennes a los costados de la huerta para que no entorpezcan el paso durante el momento de labrar la tierra.

Unas pocas plantas aromáticas son suficientes para abastecer a una familia. Las plantas aromáticas se desarrollan mejor donde el drenaje es bueno. Requieren poco o nada de fertilizante.

Cómo plantar hierbas aromáticas

Las plantas aromáticas anuales y las bienales pueden cultivarse de semilla. Deben sembrarse en hileras angostas. Las plantas aromáticas perennes se propagan por división o por esquejes lo que permite obtener plantas nuevas a partir de plantas viejas.

Las plantas perennes deben dividirse cada tres a cuatro años a principios de la primavera. Desentierre estas plantas y córtelas en varias secciones. Otro método de propagación es cortar el tallo en secciones de 4 a 6 pulgadas y luego colocar estos esquejes en arena húmeda a la sombra. Los esquejes deben echar raíces en cuatro a ocho semanas.

Glosario de jardinería

    Anual - Florece durante una estación y muere.
    Bienal - Vive durante dos estaciones y florece sólo durante la segunda.
    Follaje - Hojas.
    Perenne - Florece cada estación una vez establecida.
    Aceite de la planta - Aceite que le da a la planta su sabor y su aroma.
    Propagar - Cultivar plantas de semilla, esquejes o por división.
    Sembrar - Plantar semillas para que se desarrollen.

Cosecha de las hierbas aromáticas

Las hojas se pueden ir arrancando a medida que hacen falta. Casi todas las plantas aromáticas alcanzan su mejor punto antes de florecer. Ese es el mejor momento para cosechar las hojas o las semillas y almacenarlas. Las hierbas aromáticas pueden secarse o congelarse antes de almacenarse. El sabor de las plantas aromáticas secas es de tres a cuatro veces más intenso que el de las frescas.

Conservación de las hierbas aromáticas

La mayoría de las plantas aromáticas pueden almacenarse de uno a dos años, pero este tiempo se acorta si están expuestas a la luz, el calor y el aire. Las hojas de las plantas aromáticas mantienen mejor el sabor cuando se las almacena enteras y se muelen justo antes de utilizarlas. Las semillas de las plantas aromáticas que se utilizan para cocinar deben almacenarse enteras y luego molerse a medida que se necesitan.

Secado en bolsa

Para preparar las plantas para secarlas, retire las flores y enjuague los tallos con hojas en agua fría para sacarles la tierra. Seque las plantas con papel absorbente.

El método de secado en una bolsa consiste en colocar las plantas aromáticas secas en una bolsa de papel marrón con los tallos atados hacia arriba. Parte del tallo debe quedar afuera de la bolsa (1 a 2 pulgadas). De este modo el tallo y las hojas liberarán el aceite de la planta.

Coloque la bolsa en un lugar cálido y seco. Una semana o dos más tarde, cuando las hojas comiencen a resquebrajarse sepárelas de los tallos para que queden dentro de la bolsa. Almacene las hojas en recipientes herméticos fuera del alcance de la luz.

Secado en bandeja

El método de limpieza es igual que el de secado en bolsa, la diferencia consiste en que los tallos gruesos pueden descartarse. Coloque una capa de tallos con hojas sobre una bandeja en una habitación oscura y ventilada. Dé vuelta las plantas aromáticas de vez en cuando para que se sequen de manera uniforme. Las hojas estarán listas para almacenarse cuando estén secas y los tallos se endurezcan.

Congelar sabores

Las plantas aromáticas pueden congelarse. Enjuáguelas en agua fría y luego colóquelas en agua hirviendo sin sal durante 5 segundos o hasta que sigan de color verde brillante. Enfríelas pronto en agua con hielo, enváselas y congélelas. El eneldo, el perejil, las cebolletas y la albahaca pueden congelarse sin realizar el procedimiento antes mencionado.

Hierba aromática
Cosecha
Utilice
Anís
Coseche las hojas a medida que las necesite. Las hojas en ensaladas y guisos. Las semillas, en galletas y confituras.
Albahaca
Recolecte las hojas a medida que las necesite. Las hojas en platos a base de tomate y carne molida. También en sopas, guisos y ensaladas.
Cilantro
Coseche la planta cuando las semillas maduren. Las semillas molidas en carnes, salsas, sopas, galletas y ensaladas.
Eneldo
Recolecte las hojas cuando se abran las flores. Las semillas en pickles, quesos, huevos. Las semillas están listas cuando se achatan y se tornan de color marrón. Las semillas pueden usarse en sopas, salsas y vegetales.
Ajedrea común
Corte los retoños cuando la planta florezca. Las hojas en platos con carnes, pescados y habas.
Alcaravea
Las semillas maduran un mes después de que la planta florece. Las hojas en ensaladas. Las semillas en panes, pasteles y sopas.
Perejil
Corte las hojas a medida que las necesite. En cualquier plato que no sea dulce.
Cebolleta
Corte las hojas a medida que las necesite. Las hojas picadas cuando desee obtener sabor a cebolla.
Ajo
Coseche los bulbos cuando las hojas se sequen. Los clavos en carnes, guisos y ensaladas.
Menta
Use las hojas en cualquier momento. Las hojas de menta piperina en cócteles frutales y helados. La hierbabuena en té helado, cordero y gelatina.
Orégano Coseche las hojas a medida que las necesite. Las hojas en sopas, guisos y ensaladas.
Romero Las hojas pueden cortarse en cualquier momento. Las hojas en carnes, salsas y sopas.
Salvia Corte las hojas antes de que la planta florezca. Las hojas en aderezos, huevos y platos con pescados y carnes.
Estragón Coseche las hojas a medida que las necesite. Las hojas en ensaladas y en platos con carnes y pescados.
Tomillo Corte las hojas en cualquier momento. Las hojas en la mayoría de los platos que no sean dulces.

Hierbas aromáticas de interiores

Para cultivar plantas aromáticas en interiores se requiere buen drenaje, luz solar y agua suficiente. El lugar ideal para cultivar hierbas aromáticas en interiores es el alféizar de una ventana con orientación sur u oeste. Mezcle dos partes de tierra para macetas esterilizada y una parte de arena gruesa o perlita para los recipientes. Debe colocar una pulgada de grava en el fondo de cada maceta para drenaje.

Protección durante el invierno

El traslado a interiores de las plantas aromáticas tiene como fin protegerlas del frío invernal y también tenerlas al alcance de la mano para preparar sabrosos platos calientes y sopas. Las plantas aromáticas bienales y perennes se pueden trasplantar a recipientes de interiores. También es posible cultivar plantas nuevas en interiores para que crezcan durante el invierno. Después de que el suelo se congele, coloque una capa de paja o de hojas de roble de 4 pulgadas de espesor sobre las hierbas que queden a la intemperie. Las heladas leves estimulan la latencia de la menta, la cebolleta y el estragón. Estas plantas resurgen frescas y firmes.