University of Illinois Extension

Main Navigation

Cole de Bruselas

Las coles de Bruselas, son robustas, de crecimiento lento, vegetales para una larga temporada que pertenecen a la familia del repollo y col. En la estación apropiada del año, puede producirse con éxito casi en la mayoría de áreas de los Estados Unidos. En áreas frescas, o donde hay capas profundas de nieve, los brotes pueden invernar.

Los "brotes" (pequeñas cabezas que parecen repollos en miniatura) se producen en las axilas de la hoja, comenzando en la base del vástago y creciendo hacia arriba. Los brotes mejoran su calidad y crecen mejor durante tiempo fresco o aún en tiempo frío con un poco de escarcha. Las coles de Bruselas requieren un período largo de crecimiento, sin embargo híbridos nuevos han reducido grandemente este tiempo. En todos los estados, excepto los más norteños, los veranos son generalmente demasiado calientes para la producción satisfactoria de plantaciones de primavera. Las plantas sembradas a finales de primavera o inicios de verano crecen satisfactoriamente y producen brotes de alta calidad cuando el otoño comienza a refrescar.

Variedades Recomendadas

Híbridos

Burbujas (82 días hasta la cosecha, confiable, tolera tiempo caliente, resistente a la roya.)

Cruz de Jade (90 días hasta la cosecha, resistente a los amarillos.)

Cruz E de Jade (90 días hasta la cosecha, brotes grandes, más fáciles de quitar del tallo que de su pedúnculo original.)

Oliver (85 días hasta la cosecha, prematuro, fácil de recoger, brotes atractivos.)

Príncipe Marvel (90 días hasta la cosecha, firme, brotes dulces.)

Maravilla real (85 días hasta la cosecha, tolerante a la podredumbre de la base y quemadura del ápice (punta), brotes apretados, muy productivo.)

Valiant (90 días hasta la cosecha, liso, botes uniformes)

Polinización Abierta

Isla Grande Mejorada (90 días hasta la cosecha, variable, difícil de producir cabezas firmes y uniformes con esta variedad)

Rubine (105 días hasta la cosecha, plantas y brotes rojos, noble, pero muy tardado para madurar, no tan productivo como los tipos híbridos verdes recomendados.)

¿Cuándo Sembrar?

Trasplante desde el inicio hasta mediados de verano, casi a la misma fecha que usted plantaría repollo a finales de verano. La semilla se debe sembrar en un área protegida plana (tablón), de 4 a 5 semanas antes de trasplantar. Trasplante las plantas del semillero al huerto permanente cuando el espacio y tiempo lo permitan, pero por lo menos de 90 a 100 días antes de la primera helada en su área. Para cosechar en verano, usted debe plantar trasplantes de una variedad temprana, tolerante al calor al inicio de primavera. Los brotes que maduran en tiempo caliente o bajo condiciones secas, probablemente desarrollarán un sabor amargo. La producción de otoño es la más práctica y la que mejor recompensa en la mayoría de partes del país.

Espacio y Profundidad Para Sembrar

El espacio entre plantas es de 24 a 36 pulgadas en la fila (surco), o 24 pulgadas en todas las direcciones en tablones. Siembre las semillas de 1/4 a 1/2 pulgada de profundidad y trasplante las plantas del semillero cuando tengan más o menos 3 pulgadas de altura. No permita que los trasplantes dejen de crecer en los tablones antes de trasplantar.

Cuidado

Las coles de Bruselas se producen como los cultivos de col, bróculi y repollo. Aplique fertilizante nitrogenado a un lado de las plantas cuando tengan 12 pulgadas de altura y riegue para mantener un crecimiento vigoroso durante el tiempo caliente de verano. Sin bastante humedad en el suelo, la cosecha se pierde. El control de insectos es también muy importante en esta etapa de crecimiento, para que las plantas crezcan vigorosamente. Limpie superficialmente alrededor de las plantas para prevenir daños a la raíz. Los brotes se forman en las axilas de las hojas (espacio entre la base de la hoja y el vástago arriba de ella).

Los horticultores comerciales cortan las hojas para acelerar la cosecha, pero esta práctica no es esencial en un huerto casero. Algunos horticultores creen que los brotes desarrollan mejor si las seis u ocho hojas más bajas, se quitan de los lados del tallo mientras que los brotes crecen. Dos o tres hojas adicionales se quitan cada semana, pero varias hojas de las más grandes, saludables y completamente expandidas se deben dejar siempre intactas en la parte de arriba, para que la planta continúe alimentándose. Cerca de 3 semanas antes de la cosecha, las plantas se pueden topar (cortar el punto de crecimiento) para acelerar la terminación del desarrollo del brote en la parte baja del vástago.

Cosecha

Los pequeños brotes o yemas forman cabezas de una a dos pulgadas de diámetro. Pueden ser recogidos (o cortados) del vástago cuando estén firmes y tengan cerca de una pulgada de tamaño. Los brotes inferiores maduran primero. Las hojas inferiores, si no se han quitado, se deben remover cuando se cosechan los brotes. Coseche los brotes antes de que las hojas se pongan amarillas.

Problemas Comunes

Áfidos o pulgones, gusanos de la col y enfermedades.

Preguntas y Respuestas

Pregunta: ¿Por qué mis brotes están como penachos de hojas sueltas en lugar de desarrollar cabezas firmes?


Respuesta: Cuando los brotes desarrollan en tiempo caliente (después de la siembra de primavera o durante la temporada caliente de otoño), a menudo no forman cabezas compactas. Utilice trasplantes para plantaciones tempranas y mantenga mucha humedad en el suelo. También puede cortar el punto de crecimiento (topar a la planta), cuando la planta alcance de 24 a 36 pulgadas de altura. Esta práctica detiene el crecimiento de las hojas y dirige la energía de la planta al desarrollo de los brotes. Además, verifique la variedad que ha plantado. Las variedades nuevas, de maduración rápida, generalmente son más convenientes para obtener producciones confiables.

Selección y Almacenamiento

Col de Bruselas, qué nombre tan inapropiado para un vegetal que tiene la apariencia de un bonito pequeño repollo. Nadie parece saber dónde se originaron las coles de Bruselas, pero se asume que vinieron de Bélgica donde está la ciudad de Bruselas que es la capital. En partes de Europa también se conocen como "Repollo de Bruselas", lo cual parece apropiado porque es una subespecie de repollo común. A la mayoría de americanos que no les gusta la col de Bruselas, recuerdan su niñez, cuando tenían que comer globos verdes, amargos, con fuerte olor y muy ácidos, antes de comer postres. Las coles de Bruselas frescas, cocinadas correctamente, tienen un sabor delicioso y delicado. Quizás es hora de darle a la col de Bruselas otra oportunidad, esta vez con una nueva actitud y un moderno espíritu de cocina.

Igual que el repollo y los brotes de repollo, las coles de Bruselas son un cultivo de clima fresco. Deben ser cosechadas cuando los brotes son pequeños, compactos y de color verde brillante. Evite poner amarillos los brotes con signos de pudrición o daño de insectos. Coseche los brotes cuando no sean mayores de 1 a 1 1/2 pulgadas de diámetro.

Entre más frescos los brotes, mejor es el sabor, así que guárdelos en el refrigerador de 1 a 2 días. Quite las hojas exteriores dañadas o lastimadas y guarde los brotes frescos sin lavar en bolsas plásticas en el compartimiento para vegetales del refrigerador.

Valor Nutritivo y Beneficios Para la Salud

Como la mayoría de vegetales verdes, la col (repollito) de Bruselas tiene un alto contenido de proteína. Aunque su proteína es incompleta (porque carece de un espectro completo de aminoácidos esenciales), una porción de granos enteros la hará completa. Como miembro de la familia del repollo, la col de Bruselas es también un vegetal crucífero. Una investigación reciente sugiere que los vegetales de este grupo crucífero, ofrecen protección contra algunas formas de cáncer.

Información Nutricional
(1/2 taza cocida)

Calorías 30
Proteína 2 gramos
Carbohidratos 7 gramos
Fibra dietética 2 gramos
Potasio 247 miligramos
Vitamina C 48 miligramos
Folate 47
Vitamina A 561 Unidades Internacionales

Preparación y Formas de Servir

La clave para cocinar la col de Bruselas consiste en no cocerlas demasiado. Las hojas se cuecen más rápido que el centro; corte una X en la parte inferior del vástago (tallo) de cada col de Bruselas para cocinarlos enteros, y así se cocinarán por dentro y afuera. Como regla, cuando la col de Bruselas ha perdido su color verde brillante, quiere decir que se ha cocido mucho y ha perdido una cantidad considerable de valor nutritivo. Dependiendo del tamaño, el tiempo de cocción no debe exceder de 7 a 10 minutos, ya sea que las cocine al vapor, hervidas o sofritas. Seleccione coles de Bruselas de un mismo tamaño para cocinarlas uniformemente. Las coles de Bruselas grandes se deben cortar en mitades.

Preservación Casera

El mejor método casero de preservación para col de Bruselas es congelarla. Como cualquier vegetal, las coles de Bruselas necesitarán ser hervidas (método para esterilizar o blanquear) antes de congelar.

  1. Seleccione cabezas (col de Bruselas) firmes, blandas y frescas. Examine las cabezas cuidadosamente para asegurarse de que no tienen insectos.
  2. Limpie la col de Brusela, quitando las hojas gruesas externas. Lave bien las coles. Clasifíquelas de acuerdo a su tamaño; pequeñas, medianas y grandes.
  3. A temperatura alta, poner en un recipiente un galón de agua y mantenerla hirviendo constantemente (para esterilizar.) Hervir una libra de col de Bruselas cada vez. Comience a contar el tiempo para esterilizar, cuando empiece a hervir nuevamente.
  4. Hierva la col de Bruselas pequeña por 3 minutos, medianas por 4 minutos y grandes 5 por minutos.
  5. Enfríe, sumerja el colador donde tiene la col de Bruselas en agua fría con hielo. Utilice una libra de hielo por una libra de vegetales en un galón de agua.
  6. Deje enfriar el mismo tiempo que usó para hervir, dependiendo del tamaño de las coles de Bruselas.
  7. Destile el agua o escurra, empaque o guarde en bolsas que se puedan sellar, o en recipientes resistentes para congelar. Ponga nombre y fecha. Puede congelar por lo menos un año a cero grados ó más baja temperatura.

Recetas

Col de Bruselas sofritas en mantequilla con mostaza

Sofreír la col de Bruselas es un excelente método para cocinarlos. Sofreír se refiere a freír por un tiempo corto y luego cocinar con una pequeña cantidad líquida-agua, en una cacerola firmemente cubierta.

1 libra de col de Bruselas pequeñas, firmes, y con un color verde brillante
1/2 cucharadita de sal
1/2 taza de agua
2 cucharadas de mantequilla o margarina derretida sin sal
2 cucharadas de mostaza granosa - Dijon
Sal y pimienta negra fresca molida

  1. Revise cada col de Bruselas, quite hojas sueltas o sin color. Con un cuchillo, haga un corte en forma de X en la base del tallo de la col de Bruselas.

  2. Ponga a hervir las coles de Bruselas, en agua y sal en un recipiente de 2 cuartos, a una temperatura media. Baje un poco el fuego, cubra y deje que se cocinen. Agite o mueva el recipiente una o dos veces durante su cocimiento, para distribuir el cocimiento.

  3. Cocine hasta que esté suave, de 8 a 10 minutos. Pruébelas abriendo un agujero o insertando la punta de un cuchillo. Luego destile (saque) el agua.

  4. Derrita mantequilla en un sartén grande a media temperatura. Bata la mostaza hasta que esté suave. Cocine, revolviendo constantemente hasta que esté suave y cremosa, cerca de 30 segundos.

  5. Ponga las coles de Bruselas en el sartén, cubra bien con la mezcla de la mantequilla. Sazone con sal y pimienta y sirva. Hace de 3 a 4 porciones.

Escrito por: Drusilla Banks, Educadora de Extensión. Salud y Nutrición.
Adaptado al español por German Cutz. Extensión de la Universidad de Illinois.