University of Illinois Extension

Main Navigation

Acelga

La acelga es un tipo de remolacha que se ha elegido para la producción de hoja, a costa de permitir la formación de raíz.

La acelga producirá tallos de hojas frescas blancas, amarillas o rojas. Es una planta ornamental atractiva que le da color al jardín de vegetales.

Variedades Recomendadas

Tonalidades (medio) Rojas

Borgoña

Ruibarbo

Rubí

Tonalidades (medio) Blancas

Gigante De Fordhook

Ginebra

Blanco Grande de Líneas Anchas

Lucullus

Perpetuo

Rey de Invierno

Tonalidades Rojo, Blanco o Amarillo (mezclado)

Arco iris

¿Cuándo Sembrar?

La acelga se debe sembrar directamente en el huerto, desde inicios hasta mediados de primavera.

Espacio y Profundidad Para Sembrar

Sembrar las semillas de 1/2 a 3/4 de pulgada de profundidad (de 8 a 10 semillas por pie sobre la fila.) Ralee las semillas dejando de 4 a 6 pulgadas de distancia entre plantas. Un método alternativo es ralear las plantas en el semillero dejando de 2 a 3 pulgadas de distancia, luego, cuando están grandes para usar las hojas (6 a 8 pulgadas de altura), coseche las plantas enteras para ralear, dejando de 9 a 12 pulgadas entre plantas.

Cuidado

Mantenga suficiente humedad en el suelo para que las plantas crezcan bien.

Cosecha

Corte las hojas exteriores a 1 1/2 pulgadas sobre el suelo, cuando sean jóvenes y blandas (cerca de 8 a 12 pulgadas de largo.) Tenga cuidado de no dañar el brote terminal, en el centro del fondo de la roseta del follaje.

Selección y Almacenamiento

La acelga recibe varios nombres —acelga Suiza, remolacha de hoja, armuelle, beta, y remolacha espinaca para nombrar algunos. Es un vegetal hermoso de hoja grande, con tallos planos anchos que se parecen al apio. La variedad Rubí es especialmente encantadora por su tallo color rojo encendido y sus hojas anchas de color verde oscuro. Si le gusta la espinaca, también le gustará la acelga. El sabor es agradable, azucarado y con un sabor a tierra y algunas partes levemente amargas.

La palabra "Suiza" fue utilizada por editores de catálogos de semillas del siglo diecinueve, para distinguir el nombre en inglés de la acelga (chard) de Charde Francés o Chardón y el nombre agradó. La acelga es muy popular entre cocineros del Mediterráneo, pero se cree que las primeras variedades provienen de Sicilia. En los Estados Unidos se valoran las hojas, mientras que los cocineros europeos valoran los tallos, al punto que desechan las hojas o las usan para alimentar a animales.

La acelga puede ser cosechada cuando las hojas son jóvenes y suaves o después de madurar, cuando los tallos de las hojas son grandes y están ligeramente más resistentes. La acelga es extremadamente perecedera (se descompone), así que guárdela en el refrigerador por un tiempo mínimo. Guarde las hojas sin lavarlas en bolsas plásticas, en el lugar donde pone vegetales en el refrigerador, de 2 a 3 días. Los tallos se pueden almacenar más tiempo si se cortan de las hojas.

Valor Nutritivo y Beneficios Para la Salud

La acelga contiene una cantidad enorme de vitamina A y es naturalmente alta en sodio (sal.) Una taza contiene 313 miligramos de sodio, que es lo más alto en los vegetales. La acelga también es asombrosamente alta en otros minerales, como calcio, hierro, magnesio, fósforo y potasio.

Información Nutricional
(1 taza de acelga cortada en pedazos pequeños)

Calorías 35
Proteína 3 gramos
Carbohidratos 7 gramos
Calcio 102 mg
Hierro 4 mg
Magnesio 151 mg
Fósforo 58 mg
Potasio 960 mg
Sodio 313 mg
Vitamina C 32 mg
Folate 15 mcg
Vitamina 5493 Unidades Internacionales

Preparación y Formas de Servir

Las hojas de acelga se pueden comer crudas, agregando un sabor como de remolacha a las ensaladas y emparedados. La acelga se puede utilizar en lugar de espinaca en cualquier receta, aunque la acelga necesita ser cocida un poco más de tiempo. Al cocinar los tallos de acelga madura, los tallos requieren más tiempo de cocción que las hojas.

Preservación Casera

Las hojas de acelga se congelan bien después de esterilizarlas, pero los tallos se ponen suaves por el agua y un poco desagradables. El precio de la acelga enlatada no es tan alto como el de un producto similar- espinaca- enlatada.

Para congelar:

  1. Prepare un fregadero con agua fría. Lave bien la acelga con muchos cambios de agua, levantando y sacudiendo las hojas para quitarles arena y tierra. Luego corte los tallos de las hojas.
  2. Hierva 4 cuartos de galón de agua a una temperatura constante. Ponga cerca de una libra de hojas de acelga en el agua hirviendo, cubra el recipiente y esterilice por 2 minutos (esterilice los tallos por 3 minutos.)
  3. Quite la acelga del agua hirviendo y sumérjala en un baño de agua con hielo por 2 minutos. Destile el agua.
  4. Ponga la acelga en bolsas que se pueden cerrar y que se pueden congelar, sin dejar espacio en la bolsa. Anote nombre y fecha y ponga la bolsa en el congelador a cero grados, hasta por un año.

Recetas

Acelga Sofrita con ajo

La acelga es un vegetal verde blando y es mejor cocinarla por un período de tiempo corto. Las hojas verdes se pueden sofreír en aceite, tapadas y cocinadas sin agregarle ningún líquido. Otras hojas suaves, tales como hojas de espinaca y remolacha se pueden también preparar de esta manera.

2 libras de acelga Suiza, limpia y cortada en pedazos grandes
3 cucharadas de aceite de oliva
2 dientes de ajo picado
Sal y pimienta negra fresca, molida para sabor
Jugo fresco de limón, opcional

  1. Lave las hojas usando varios cambios de agua fría. Llene el fregadero de agua y lave hoja por hoja, para garantizar que estén limpias.
  2. Quite los tallos y corte en pedazos de una pulgada. Póngalos a un lado.
  3. Junte todas las hojas y enróllelas. Teniéndolas enrolladas, córtelas con un cuchillo con filo.
  4. Pique el ajo y póngalo a un lado.
  5. Caliente un sartén a de medio a fuego alto. Agregue el aceite de oliva y los tallos cortados. Sofría por 5 minutos. Agregue el ajo y siga revolviendo por 15 segundos adicionales.
  6. Agregue la acelga poco a poco. Mezcle cada vez. Después de que se haya agregado todo, cubra inmediatamente con una tapa ajustada. Permita que los vegetales verdes se cocinen por 5 minutos. Las hojas deben verse frescas y aún de un color verde intenso.
  7. Quite la tapa y continúe cocinando a una temperatura alta hasta que todo el líquido se haya evaporado, cerca de 2 a 3 minutos. Sazone con sal y pimienta. Sirva inmediatamente con jugo de limón, si desea. Hace 4 porciones.