University of Illinois Extension

Main Navigation

Berenjena

La berenjena es un vegetal sensitivo al frío que, requiere una larga estación caliente para mejores producciones. La cultura de la berenjena es similar a la del pimiento; los trasplantes se siembran en el huerto o jardín después de que todo el peligro de heladas haya pasado. Las berenjenas son plantas un poco más grandes que los pimientos y requieren un poco más de espacio. La berenjena requiere atención cuidadosa para una buena cosecha. Las variedades de pequeñas frutas (berenjenas), y de colores exóticos y ornamentales se pueden producir en envases y utilizarse para decoraciones.

Variedades Recomendadas

Fruta Oval Grande

Oscura (60 días hasta la cosecha, buen tamaño, producción temprana)

Épica (64 días hasta la cosecha, forma de gota de lágrima)

Campana negra (68 días hasta la cosecha, desde redondas hasta ovaladas, muy productiva)

Magia negra (72 días hasta la cosecha)

Clásica (76 días hasta la cosecha, forma de óvalo alargado, alta calidad)

Belleza negra (80 días hasta la cosecha. Polinización abierta –OP en inglés).

Híbrido Ruidoso- (80 días hasta la cosecha)

Caza Fantasmas (80 días hasta la cosecha; blanca, un poco más dulce que los tipos púrpuras; forma de óvalo de 6 a 7 pulgadas).

Fruta Alargada

Ichiban (70 días hasta la cosecha)

Jim delgado (70 días hasta la cosecha, polinización abierta –OP en inglés; de flores color azul, se pone púrpura cuando alcanza el tamaño de un cacahuete –maní-; buena para macetas)

Pequeños dedos (68 días hasta la cosecha; polinización abierta –OP en inglés- frutas de 6 a 8 pulgadas de largo, delgadas y en racimos).

Fruta Ornamental

Huevo de Pascua (52 días hasta la cosecha; blanca pequeña, del tamaño y forma de un huevo, se pone amarilla cuando madura; ornamental comestible)

¿Cuándo Sembrar?

La berenjena se produce mejor con transplantes. Seleccione plantas en paquetes o envases individuales. Es importante tener las plantas listas para empezar adecuadamente. No plante demasiado temprano. Trasplante después de que el suelo se haya calentado y el peligro de heladas haya pasado. Las berenjenas son más susceptibles que las plantas de tomate a lesiones por bajas temperaturas y no crecen hasta que haya temperaturas calientes.

Espacio y Profundidad Para Sembrar

Deje de 18 a 24 pulgadas entre plantas sobre la fila, o menos para tipos de fruta pequeña. De tres a seis plantas son generalmente suficientes para la mayoría de familias, a menos que la berenjena sea un vegetal preferido y se coma a menudo. Deje de 30 a 36 pulgadas entre filas, o deje 24 pulgadas de espacio entre plantas en todas direcciones, cuando siembre en tablones levantados.

Cuidado

Use fertilizante iniciador para trasplantar. Aplique fertilizante nitrogenado a los lados de las plantas cuando estén a mitad de crecimiento e inmediatamente después de haber cosechado berenjenas por primera vez. Proveyendo suficiente humedad y fertilización, la berenjena puede producir bien en el calor del verano. Las plantas toleran tiempo seco después de que se han establecido adecuadamente en el suelo, pero se deben regar durante los períodos secos prolongados para una máxima producción continua.

Cosecha

Coseche las berenjenas cuando tengan de 6 a 8 pulgadas de largo y aún estén brillantes. Para cosechar, utilice un cuchillo o navajas para podar en lugar de quebrar o torcer los tallos. Muchas variedades de berenjena tienen espinas puntiagudas pequeñas en el vástago y el cáliz, así que use guantes o tenga cuidado cuando coseche. Deje el cáliz (generalmente verde) grande unido a la fruta.

Cuando las berenjenas se ponen suaves o marrones, están demasiado maduras para uso culinario; deben ser cortadas y desechadas. Las berenjenas sobre maduras son esponjosas y con muchas semillas y hasta pueden ser amargas. Inclusive las berenjenas cosechadas correctamente no soportan el almacenamiento y deben ser comidas tan pronto se hayan cosechado. Las plantas grandes y vigorosas pueden rendir de cuatro a seis frutas en su máxima producción en la estación.

Problemas Comunes

Verticilosis o marchitez produce amarillamiento, marchitez y muerte delas plantas.

Escarabajo pulga causa agujeros minúsculos en las hojas. El daño puede ser severo, especialmente en plantas jóvenes, si no se controla. Estos escarabajos pueden ser controlados aplicando un insecticida.

Preguntas y Respuestas

Pregunta: Planté mis berenjenas temprano pero, ¿Por qué no crecieron muy bien?

Respuesta: Probablemente fueron plantadas cuando el suelo estaba demasiado frío. Es mejor guardar las plantas (pero que sigan creciendo) hasta que el suelo esté caliente (no congelado). Si es necesario, transplante en macetas grandes para mantener el vigor de las plantas. Poner una capa de material orgánico, tapado con polietileno negro, puede ayudar a calentar el suelo, especialmente en áreas norteñas de Illinois. Cubiertas flotantes en las filas pueden ayudar con las temperaturas frescas a inicios de temporada, así como evitar insectos dañinos cuando las plantas están jóvenes y suculentas.

Selección y Almacenamiento

Coseche berenjenas cuando estén jóvenes. El tamaño no siempre es indicación de madurez. Para probar, ponga una berenjena en la palma de su mano y presiónela suavemente con su dedo pulgar. Si la cáscara se hunde pero retorna a su forma original, está lista para cosecharse. Si la carne es dura y no se hunde, la berenjena no está madura y está demasiado joven para cosecharse. Si cuando presiona con su dedo pulgar, la cáscara de la berenjena se hunde y no regresa a su forma original, está sobre madura y puede estar completamente de color marrón por dentro, puede estar amarga y con semillas grandes y duras.

Hay una controversia de muchos años sobre las berenjenas masculinas y femeninas, lo cual es incorrecto considerando que las frutas son el producto de sexo, pero no tienen sexo. Sin embargo, es sabiduría popular digna de cierta atención. Las berenjenas tienen un hoyuelo en el extremo donde florecen. El hoyuelo puede ser redondo o de forma ovalada. Los redondos parecen tener más semillas y tienden a ser menos carnosos, así que seleccione la berenjena con hoyuelos ovalados.

Las berenjenas se lastiman fácilmente, así que coseche cuidadosamente. Siempre corte la berenjena con el casquillo y un pedazo de tallo unido. A las berenjenas no les gustan las temperaturas frías, por lo que no soportan el almacenamiento. Coséchelas y utilícelas inmediatamente para mejor sabor. Si usted debe almacenarlas, envuélvalas en plástico o utilice bolsas plásticas y almacénelas por 1 ó 2 días en el refrigerador. Tenga cuidado pues pronto desarrollarán manchas marrones suaves y pueden ponerse amargas. Utilícelas mientras el tallo y el casquillo siguen verdes y se miran algo frescas.

Valor Nutritivo y Beneficios Para la Salud

Las berenjenas tienen una cantidad pequeña de nutrientes. Naturalmente tienen bajas en calorías y sin pelarse, proporcionan alguna fibra. También tienen algo de Folate y potasio.

Información nutricional (1 taza de berenjena cocida, cortada en cubos)

Calorías 27.7
Proteína 0.82 gramos
Carbohidratos 6.57 gramos
Fibra dietética 2.48 gramos
Fósforo 21.78 mg.
Potasio 245.52 mg.
Folate 14.26 mcg.

Preparación y Formas de Servir

La berenjena cocinada absorbe mucho aceite. En la medida que sale el aire de sus células, el aceite entra para tomar su lugar. Muchos cocineros insisten en poner la berenjena en sal y presionarla para sacarle –como salmuerar- (o solo drenar el agua) el aire y agua antes de cocinarla. Sacar el aire significa que la berenjena absorberá menos aceite cuando se cocine. Agregar sal también reduce el contenido de agua, que disminuye la cantidad de agua lechosa en el plato. Si usted le pone sal a la berenjena antes de cocinarla, lávela y séquela para prevenir exceso de sal en el producto final. Agregue condimentos en su receta para compensar la sal que le falta a la berenjena.

Entonces tiene el dilema de pelar o no pelar la berenjena. La decisión se toma dependiendo de cómo se usa la berenjena en la receta. Si usted nunca pela la berenjena, la selección es extremadamente importante. La berenjena joven y blanda es esencial, pues la piel de la berenjena vieja es resistente y toma más tiempo para cocinarse; y para entonces la carnaza estará sobre cocida.

La berenjena se puede cocer al horno, asada a la parilla, cocida al vapor, o sofrita. Es muy versátil y combina bien con tomates, cebollas, ajo y queso. La única manera en que la berenjena no se debe comer es cruda.

Preservación Casera

La berenjena no es buena para deshidratarse (secarse) o enlatarse. Congelar es el mejor método para la preservación casera.

Para congelar: Coseche antes de que las semillas maduren y cuando el color es uniformemente oscuro.

  1. Lávelas y pélelas, si lo desea, y corte en rodajas de 1/3 de pulgada de grosor. Rápidamente prepare suficiente berenjena para hervir (blanquear) a la vez.
  2. Hierva por 4 minutos en un galón de agua con 1/2 taza de jugo de limón (fresco o envasado).
  3. Enfríe, drene y empaque, dejando 1/2 pulgada de espacio en la parte superior del recipiente o congelador. Cierre o selle las bolsas para congelar y póngalas en el congelador.
  4. Para freír – Empaque las rodajas de berenjena con un separador (papel para congelar) entre rodajas. Cierre las bolsas y congélelas.

Recetas

Berenjena Pequeña con Hiervas

Esta receta es muy rica, preparada para acompañar otras comidas o para comerla como antojito (aperitivo) durante el verano.3 berenjenas pequeñas de pocas libras tipo oriental (4 a 6 onzas).

3 cucharaditas de sal
2 cucharaditas de ajo finamente picado
1/2 taza de aceite de oliva
1/3 de taza de vino o vinagre rojo
Pimienta negra fresca y molida
1/2 Taza de albahaca fresca cortada finamente en tiras.

  1. Lave la berenjena, quite el tallo y corte en cuatro partes o a la mitad. Rocíe sal y deje reposar por 30 minutos. Lave y seque con papel de cocina.
  2. Coloque los pedazos sobre un molde para hornear, con las partes cortadas hacia arriba.
  3. Mezcle ajo y aceite, rocíe la mezcla sobre la berenjena. Hornee por 30 minutos, hasta que la berenjena esté de color café y de consistencia suave. Deje enfriar un poco.
  4. Lave las hojas de albahaca. Ponga todas las hojas juntas y enróllelas. Corte en tiras bien delgadas. Póngalas a un lado.
  5. Ponga la berenjena en un recipiente grande y rocíela con vinagre, agregue la albahaca y combine todo. Hace 4 ó 6 porciones.