University of Illinois Extension

Main Navigation

Chiles dulces

El chile dulce es un vegetal de delicado sabor y de temporada caliente. Las plantas de chiles dulces requieren de temperaturas altas, crecen despacio y son pequeñas comparadas con la mayoría de plantas de tomates. De colores brillantes, las variedades de chile dulce campana recientemente han tenido un gran crecimiento mundial. Una gran cantidad de variedades de chiles de huerto (pimiento, tabasco, cayena, picantes y páprika o seco) son cosechadas para consumo, como especies y también para adorno.

Las variedades de chiles dulces, especialmente las variedades campana, tradicionalmente han sido las más populares en los Estados Unidos, estos pueden ser comidos verdes o maduros y son usados para ensaladas, para rellenos, sopas, guisos, o curtidos. Nuevos desarrollos de colores y formas no han afectado o bajado la popularidad de los chiles dulces. Las variedades picantes también han renacido y sido disfrutadas actualmente; principalmente por la variedad de platillos étnicos que usan su sabor único y su creativo sabor picantes.

Variedades Recomendadas

Híbrido campana

Botones-hombre [Bell Boy] (70 días para cosechar, va de verde a rojo)

Botones –mujer [Lady Bell] (72 días para cosechar, va de verde a rojo)

Bella Morada [Purple Belle] (70 días para cosechar, de color morado cuando está tierno, y de negro a rojo cuando madura).

Campana de Chocolota [Chocolate Bell] (75 días para cosechar, de verde a café chocolate)

Variedades Tipo Ensalada o Fritura Dulce

Gitana [Gipsy] (65 días para cosechar, de color amarillo pálido a naranja y finalmente rojo)

Banano dulce [Sweet Banana] (70 días para cosechar de color amarillo pálido a naranja y rojo)

Chiles Picantes

Cayena, grande y grueso, (70 días para cosechar)

Cayena, largo y delgado (73 días para cosechar)

Jalapeño (70 días para cosechar

Chile Rojo (84 días para cosechar)

¿Cuándo Sembrar?

Los chiles tienen un mejor comienzo cuando se hacen semilleros cerrados a finales de invierno y luego son transplantados al huerto después de que el suelo y el aire estén calientes durante la primavera. Las plantas no toleran heladas, y no crecen bien bajo temperaturas frías o suelos muy húmedos. Cuando las temperaturas nocturnas están abajo de 50° a 55° F, las plantas crecen despacio, las hojas pueden ponerse de un color amarillento, y las flores empiezan a caerse. Tablones o camas con taludes altos, cobertores de plástico negro, residuos de paja (mulch) y mantas flotantes para las hileras pueden ser usados para calentar y drenar el suelo y ayudar al micro-ambiente de las plantas pequeñas de chile, durante la primavera, cuando todavía hay temperatura fría.

Espacio y Profundidad Para Sembrar

Plantar los transplantes a una distancia de 18 a 24 pulgadas entre hileras ó de 14 a 18 pulgadas de distancia en todas las direcciones de los tablones o camas. Una docena de plantas de chile, con una o dos de cada tipo para ensalada o picantes, pueden rendir suficientes chiles para una familia; pero con diferentes colores, sabores y tipos disponibles, más plantas pueden ser necesarias para quienes gustan de chiles o para los amantes de platillos étnicos.

Cuidado

Los chiles crecen bien en un suelo bien drenado, fértil y con suficiente humedad. Use un fertilizante iniciador al empezar a trasplantar. Aplique fertilizantes suplementarios (abonos), después que el primer florecimiento de chiles esté establecido. Debido a que proveer una humedad uniforme es esencial para los chiles, especialmente durante la etapa de cosecha hay que regar durante períodos de sequedad. El calor, vientos secos y suelo seco pueden impedir el establecimiento de los frutos y puede causar el aborto (caída) de pequeños frutos inmaduros.

Cosecha

Los frutos pueden ser cosechados en cualquier tamaño deseado. Las variedades de chiles verdes campana, por lo tanto, son usualmente recogidos cuando están completamente grandes y maduros, de 3 a 4 pulgadas de largo, firmes y verdes. Cuando el fruto está maduro, puede caerse con facilidad de la planta. Sin embargo, pueden producirse menos daños a la planta, si la fruta es cortada en vez de arrancada. El nuevo y coloreado chile campana puede ser dejado en la planta para que desarrolle su sabor y madure completamente de rojo, amarillo, anaranjado o de color café; o puede ser cosechado verde o inmaduro. Algunos (incluyendo el blanco, amarillo claro, lila y morado) son colores que se desarrollan en la etapa inmadura del fruto y pueden ser cosechados antes de que maduren, cuando empiezan a mostrar su color rojo.

Los chiles picantes son usualmente cosechados en la etapa de rojo maduro, pero, los chiles verdes que son frutos inmaduros, son también requeridos para algunas recetas. Algunos platillos requieren ciertas variedades de chile para que sean auténticos. El sabor del chile picante varía de variedad en variedad más de lo que antes fuera apreciado.

Para secar chiles, los chiles individuales pueden ser recogidos y ensartados en hilo "ristras" o también toda la planta puede ser arrancada en otoño, antes de que empiecen las heladas y pueden ser colgadas en el sótano o en otro lugar para secar los chiles. Siempre tenga cuidado maneje variedades de chiles picantes, porque la piel, nariz y ojos pueden ser dolorosamente irritadas. El uso de guantes plásticos puede ayudar cuando se corten y manejen plantas de chile, especialmente picantes.

Problemas Comunes

Las personas que usan tabaco deben lavarse las manos con jabón y agua antes de tocar las plantas de chile, para prevenir el contagio de la enfermedad del mosaico (virus) proveniente del tabaco. Es posible que algunas plantas crezcan con resistencia a esta enfermedad.

Observe las plantas, debajo de las hojas es donde usualmente se acumulan los pulgones, especialmente cerca de la unión de las ramas. Cuando vea una gran acumulación de pulgones, algo como pegajoso o una "secreción mielosa" aparece en la parte baja de las hojas y las frutas. Si esto ocurre, aplique un insecticida adecuado para este problema. Las enfermedades bacteriales pueden transportarse en plantas que se compran para transplantarlas, por eso mire cuidadosamente cuando esto suceda, especialmente manchas en las hojas y cánceres en los tallos o ramas.

Preguntas y Respuestas

P. ¿Por qué mis plantas de chile crecen grandes pero no producen fruta? Las plantas son de color verde oscuro y no parece que estén enfermas.

R. Muchas condiciones climáticas pueden reducir la producción de chiles. Al inicio de estación, las temperaturas muy frías pueden causar que no haya chiles. Los problemas más comunes al final de la estación son el calor, aires muy secos y noches muy calientes (arriba de 70° F). Periodos con mucho calor o sin viento, pueden provocar que el chile no se desarrolle, especialmente en algunas variedades. Aunque la sobre fertilización, especialmente con nitrógeno, a menudo se sospecha en estos casos por su crecimiento demasiado hermoso, las variedades de chiles pueden tener una buena producción bajo cualquier programa de fertilización. Las plantas de chiles que no tienen desarrollo de fruta normalmente se mantienen de un color verde, con una saludable apariencia porque todos sus nutrientes pueden ayudar a que la planta produzca hojas y tallos en vez de fruta.

P. ¿Qué causa las áreas pequeñas, secas y negras hundidas cerca de la punta de los chiles?

R. Esta condición es llamada necrosis apical, una condición asociada más comúnmente con la planta de tomate. Es causada por períodos largos de sequedad, un riego inapropiado, o el corte de algunas raíces durante las limpias. La necrosis apical es más severa en algunas variedades de chiles que en otras. Corte los chiles afectados y deséchelos. Un riego apropiado o colocarles residuos de paja pueden ayudar a prevenir el mal desarrollo de la raíz. Aunque la necrosis es causada por falta de calcio en el área afectada de la fruta, la aplicación de calcio al suelo raramente mejora su condición. El problema es cómo se mueve el calcio en la planta, no porque el suelo no tenga suficiente calcio.

Selección y Almacenamiento

Los años recientes han traído un extraordinario aumento en la popularidad de las variedades de chiles. Con cientos de variedades de donde escoger, hay un chile para el sabor de cada uno. Tan fáciles de cultivar como los tomates, los chiles dulces y picantes son los favoritos en los pequeños huertos. Para propósitos prácticos, en esta sección, los chiles serán divididos en dos (2) categorías: chiles dulces y chiles picantes.

Chiles Dulces

Chiles dulces del tipo campana son las variedades más populares para algunos huertos. Al dejarlos que maduren, se tornan de diferentes colores según su variedad, rojos, morados, anaranjados o amarillos, y ganan diferentes niveles de dulzura de acuerdo a su variedad. Aunque las variedades verde claro y amarillo pálido tienen más sabor, todos los chiles dulces tienen un sabor y textura similar. Todos son crujientes y refrescantes cuando están crudos, y tienen un sabor placentero cuando son delicadamente cocinados.

Los chiles verdes son el ingrediente principal en la cocina criolla de Louisiana y el Cajún, como también en la cocina Italiana y Mediterránea. Los chiles dulces pueden ser cosechados desde julio hasta octubre. Son deliciosos cuando están verdes, maduros o semi- maduros. Debido a la corta estación de crecimiento en el área de Chicago, muchos de los chiles dulces nunca alcanzan su madurez y sabor completos.

Chiles Picantes

Los chiles picantes son famosos por todo el mundo, desde la cocina muy picante de México, India, Tailandia y África hasta los que aumentan los sabores de platillos más delicados. Las variedades picantes también pueden ser cosechadas en cualquier etapa de crecimiento o color, pero son más picantes si se dejan madurar completamente. Los chiles picantes maduran pasando por diferentes colores desde amarillo, anaranjado, morado o hasta café. Algunos chiles picantes se ponen de color rojo brillante, que es la indicación general de madurez y no de lo picante que son.

Los chiles picantes son semi-arbustos perennes nativos de América del Sur, los cuáles son producidos como anuales en climas fríos. Estos van desde picantes, medio picantes hasta muy picantes. La sensación de caliente como quemante, es atribuida a los componentes químicos llamados capsocinoides o capsicina, los cuales son almacenados en las venas de colores pálidos, en los tejidos del chile, y alrededor de las semillas. La capsicina actúa sobre los receptores de dolor en la boca, y no en las papilas gustativas. Expertos concuerdan que los veranos secos y calientes producen chiles más picantes.

Valor Nutritivo y Beneficios Para la Salud

Nutritivamente, los chiles dulces varían de acuerdo a la variedad y el estado de madurez. En general, todos los chiles dulces son una buena fuente de vitaminas A y C, los chiles rojos están llenos de estos dos antioxidantes. Los antioxidantes son un grupo de nutrientes que neutralizan los radicales libres en los fluidos del cuerpo, reduciendo el riesgo de enfermedades.

Los radicales libres son naturalmente producidos cuando el cuerpo usa oxígeno. A menos que sean neutralizados, pueden causar daño a las células, las cuales conducirán a problemas de salud, como artritis, enfermedades del corazón y cáncer. Un chile rojo picante o un chile dulce rojo crudo, puede llenar los requerimientos diarios de dos importantes antioxidantes, vitaminas A y C.

Información Nutricional (1 chile dulce pequeño y crudo, cerca de ¾ de taza)

19.98 Calorías
0.66 gramos de proteínas
4.76 gramos de Carbohidratos
1.48 gramos de fibra dietética
6.66 miligramos de Calcio
130.98 miligramos de Potasio
Vitamina C
Chile verde 66.08 miligramos
Chile rojo 140.60 miligramos
16.28 miligramos de Fóliate
Vitamina A
Chile verde 468 Unidades Intern.
Chile rojo 4218 Unidades Intern.

Preparación y Formas de Servir

Lave los chiles antes de usarlos. Ambos, chiles dulces y picantes son deliciosos sin cocinarse, a la parrilla o agregados a las comidas preparadas. Al contrario, los chiles asados tienen un mejor sabor; toma un poco de tiempo, pero tiene su recompensa. Los chiles carnosos asados con carbón, se deben dejar hasta que su piel se ponga negra e inflamada. Puede asarlos a temperatura alta o normal en el horno, sobre el fuego o en una parrilla. Cuando estén calientes, cúbralos o póngalos en una bolsa de papel por 15 minutos, y deje que el vapor ayude a desprender la piel tostada. Pélelos sobre un recipiente donde pueda guardar el jugo que segrega, y puede usarlos en cualquier receta favorita.

Preservación Casera

El método más popular en la preservación casera es a la vinagreta o encurtidos. Los chiles cortados se congelan bien sin ser blanqueados (agua con cloro). Al ser descongelados, los chiles todavía retienen un poco su frescura y pueden ser usados en cualquier plato o crudos en platos sin cocinar.

Para Congelar Chiles Dulces en bandejas.

1. Lave y quite el centro de los chiles. Córtelos en cubos o rebanadas, según planee utilizarlos en cualquier plato de su elección.

2. Espárzalos sobre una bandeja de manera que sea una capa simple. Ponga la bandeja en el congelador por 1 hora o más.

3. Saque los chiles de la bandeja y colóquelos dentro de una bolsa plástica, de las que se puedan colocar en el congelador y se puedan cerrar firmemente. Inmediatamente coloque las bolsas en el congelador. Las partes de chiles se mantendrán separadas una de la otra, será fácil tomar la cantidad que desea cada vez. Solamente saque la cantidad que desea cada vez, y vuelva a cerrar la bolsa inmediatamente y póngala otra vez en el congelador.

Recetas

Chiles Jalapeños a la Vinagreta (recipiente de 1 cuarto)
Cerca de 2 libras de chiles jalapeños
1 taza de vinagre
¾ taza de agua
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de especies mixtas para vinagreta
2 zanahorias cortadas
2 ramas de apio, ajo (opcional)

Precaución: Siempre use guantes o cúbrase las manos con aceite o grasa cuando trabaje con chiles jalapeños. Pueden causar quemaduras.

Lave los chiles y póngalos en un envase de vidrio. Agregue las zanahorias, apio y un diente de ajo si desea. Empaque todos los ingredientes bien apretados, dejando 2 pulgadas en la parte superior del envase. Combine el vinagre, agua, sal y especies. Caliente hasta que hierva, ponga la mezcla hirviendo sobre los chiles y demás verduras, siempre recordando dejar 2 pulgadas de espacio en la parte superior del envase. Saque cualquier burbuja que aparezca dentro del envase, utilizando una espátula o cuchillo previamente esterilizados. Introduzca la espátula hasta el fondo del envase y mueva alrededor, de manera que pueda sacar cualquier burbuja o aire. Limpie las orillas de los envases. Ajuste las dos partes de las tapaderas (si utiliza los envases especiales para preservar.) Ponga los envases dentro del agua hirviendo por 10 minutos. Use tenazas para agarrarlos, sáquelos cuidadosamente, y colóquelos en un área que no pueda provocar accidentes. Déjelos enfriar. Revise que las tapaderas estén bien cerradas. Póngale nombre al envase.

Chiles Dulces Pelados en Aceite

Use chiles dulces como un plato adicional en ensaladas, emparedados o para complementar algunos emparedados con queso crema.

2 libras de chiles dulces rojos y verdes
2 tazas de aceite de oliva extra virgen
1 cucharadita de sal
4 dientes de ajo, machacados y picados

Lave y limpie los chiles como se indicó anteriormente. Córtelos en tiras. Colóquelos en un recipiente mediano. Pele y muela el ajo, córtelo en trozos grandes. Ponga aceite de oliva en otro recipiente y agregue el ajo. Presione el ajo con un tenedor y revuélvalo en el aceite. Ponga el aceite de oliva con el ajo sobre los chiles y remueva suavemente. Sazone ligeramente con un poquito de sal. Para guardar, empáquelos en un envase de vidrio, agregue un poco más de aceite de oliva extra virgen y cubra bien el envase. Refrigérelo hasta por 2 días.

Precaución: Esta receta no puede ser envasada. Los chiles en aceite pueden ser guardados hasta por dos días. Por más tiempo, aumenta el riesgo de crecimiento de bacteria o ocasionar intoxicación en el estómago. Para largo tiempo, áselos y congélelos en bolsas plásticas. Agrégueles aceite, y los demás ingredientes, después de descongelarlos.